Médicos en Otavalo cumplen con la atención durante pandemia

Durante la emergencia sanitaria la atención médica se ha vuelto más personalizada. Caminando bajo el fuerte sol y con el equipo de bioseguridad, encontramos a dos profesionales de la salud por las calles de Otavalo, que cumplían con la visita a los pacientes en sus domicilios.

Marco Cárdenas, médico general del Seguro Social Campesino del Dispensario de Quinchuquí, informó que la atención está dirigida principalmente a los adultos mayores; personas que sufren de hipertensión, diabetes o tienen enfermedades degenerativas.

Mientras hizo una pausa de su recorrido para hablar con nosotros, añadió que han visto la necesidad de hacer visitas domiciliarias a personas con patologías que pueden verse afectadas.
Desde que empezó la emergencia sanitaria el personal ha cumplido con las visitas a domicilio para tratar a los pacientes con enfermedades degenerativas, así lo ratificó el especialista. La finalidad de hacer estas visitas en la zona de Quinchuquí es tratar de que las personas no acudan al dispensario, ya que puede ser un foco de infección frente a la pandemia por el nuevo coronavirus.

A diario el personal visita a uno o dos pacientes dependiendo de la necesidad, “no nos establecemos una meta o cronograma, solamente vemos qué necesitan y lo hacemos”, señaló Cárdenas.
Asimismo, confirmó que no pueden estar todo el día fuera del dispensario, ya que se quedaría sin personal para atender cualquier emergencia.
Pese a ello, aseguró que buscan casos que de verdad ameriten la visita, mencionó también que no cuentan con el personal suficiente. Es decir, solo trabaja el auxiliar de enfermería y un médico general. “No podemos recorrer y cerrar el dispensario”, dijo.

Durante las visitas aplican el protocolo por la emergencia. El doctor Cárdenas considera que los pacientes pueden ser una persona sana “pero nosotros podemos ser un potencial riesgo de contagio y por eso se cumple con las medidas”.