Mediante controles policiales se busca evitar especulación

La vigencia del Decreto Ejecutivo N° 1158 no significa que el GAS subirá de precio. Así lo confirmó Óscar Ruano, gobernador de la provincia de Carchi.

La disposición presidencial establece el mecanismo que permite la importación de derivados del petróleo por parte del sector privado, con el propósito de que asuman progresivamente los costos de importación de derivados y, de esta manera, el país cuente a futuro con combustibles bajo la Norma Técnica de Emisiones Euro V y de la OMI 2020.

El gobernador carchense junto a la Intendencia y ARCH, efectuaron en varios puntos de la ciudad de Tulcán, operativos de control, para verificar que la distribución del Gas llegue a 2.50 centavos de dólar a los habitantes de la capital carchense.

“Estamos siempre pendientes de la ciudadanía” acoto el gobernador Ruano, quien constató que los precios se respetan por los distribuidores, y la ciudadanía ve con buenos ojos este tipo de controles a fin de evitar un posible incremento.

Genny Tapia, Intendenta de Policía, confirmó que no existe acaparamiento del combustible, incluso las autoridades llegaron hasta la Estación de Servicio “Carchi” de Tulcán, donde se constató que la venta y distribución de combustibles es normal y no existe acaparamiento alguno.

El Ministro de Energía, René Ortiz, ratificó que quedan congelados los precios del GLP para uso doméstico, agrícola o vehicular. “Se mantiene focalizado el GLP en cilindros que usan los hogares, así como, el GLP para vehículos de transporte público de taxistas y el GLP destinado al secado de productos agrícolas como maíz, arroz y soya”, precisó.