Mecánicas y almacenes de repuestos entran a laborar en Ibarra

IBARRA.- El Ministerio de Transporte y Obras Públicas autorizó la prestación del servicio de mantenimiento y reparación de vehículos y sus partes, a escala nacional sin restricción de placa y horario de Toque de Queda. Es así que ayer varias mecánicas de la ciudad se encontraban con sus empleados laborado, desde luego lo hacen con las protecciones correspondientes que están a su alcance.

Testimonio.
“Por el lado de la economía me parece bueno hasta cierto punto para no paralizar totalmente las actividades. Pero por el lado de la salud es un poco complicado, porque no es tan visible el virus y pues no sabemos por dónde nos puede llegar el contagio. Estamos protegidos de acuerdo a nuestras posibilidades, ya que como usted sabe existe escasez de máscaras, de guantes, y varios artículos de protección”, dijo Carlos Velalcázar, propietario de Tecniexpress, que el día de ayer prestó sus servicios.

El ciudadano aseguró que ellos están delimitado el área en dónde el cliente va hacer atendido y dónde va a realizarse la recepción del vehículo. “El cliente tiene que entregarnos el auto y esperar afuera, hasta nosotros tomar el punto de desinfección del vehículo tanto de la parte interna como de la externa y toda la suspensión; a partir de allí el empleado con toda la seguridad empezará hacer el trabajo y luego donde se recibió el vehículo ahí mismo se le entregará, máximo una persona por vehículo”, dijo Velalcázar, quien tiene a tres personas laborando en su taller.

Otro criterio.
“Nosotros vendemos repuestos de vehículos y, según lo que dice el MTOP, sí podemos abrir en lo que es venta de repuestos, pero no está claro en lo que respecta a carga liviana o carga pesada.

Claro que toca a tomar las medidas de protección como es mantener la distancia y utilizando las medidas preventivas para evitar contagios. Nosotros trabajamos bajo créditos y normalmente dicen que van a postergar los pagos pero sí ha sido una pérdida”, dijo Luis Alba, propietario de Mundo Frenos. Alba dijo que en lo personal él trabaja con su pareja y por tanto no paga a empleados, ya que de lo contrario habría tenido que despedirles porque no existían ventas debido al cierre.