Mató a su amigo de una puñalada

Seberal Caicedo Mina fue asesinado la madrugada de ayer con una certera puñalada en el rostro.                  El presunto responsable de este delito fue capturado casi inmediatamente después de haberse registrado el violento acontecimiento, por efectivos de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Extorsión y Secuestro, DINASED.

HUBO UNA RIÑA. Sucedió alrededor de las 03:00 de ayer en la intersección de las calles Portoviejo y Tungurahua  pertenecientes al sector de  Azaya. Según versiones del hijo del occiso a los agentes investigadores de la DINASED, su padre se encontraba bebiendo en el domicilio de un amigo y tras una riña suscitada al calor de los tragos, un hombre conocido con el alias de “Tocayo”, arremetió contra Seberal y en medio del forcejeo sacó un cuchillo y le apuñaló en la cara en la parte superior de la boca.
GRAVE LESIÓN. El malherido ciudadano fue ingresado al hospital San Vicente de Paúl de Ibarra, HSVP, donde alrededor de las 05:30 falleció producto de una severa hemorragia causada por la herida que tenía. De inmediato, personal élite de la DINASED, fue convocado a la casa de salud antes indicada, donde realizaron en levantamiento del cadáver que posteriormente fue ingresado a la morgue de la misma entidad médica.

POSIBLE CAUSA. Según fuentes policiales, la causa de la gresca fue por celos, ya que el occiso habría abrazado a la mujer del agresor cuando esta ingresó a la vivienda a manera de saludo, lo que supuestamente despertó la ira de Oswaldo S., y lo atacó.

CAPTURA. Ricardo Benítez, jefe provincial de la DINASED, sostiene que, a través de intensas investigaciones lograron determinar la identificación y paradero del presunto responsable de este hecho de sangre en menos de tres horas. A las 09:00 los efectivos especializados capturaron al sospechoso. “El ciudadano ya se había cambiado de ropa, pero en los zapatos se notaban manchas de sangre. Posteriormente colaboró para llevarnos al lugar donde abandonó el arma homicida, encontrada en un montículo de tierra en las cercanías del domicilio donde ocurrió el incidente”, mencionó.

LA HERIDA. La puñalada fue mortal. Y es que según el oficial a cargo del caso, el cuchillo atravesó el labio superior del maxilar de la víctima y llegó hasta su lengua y otras arterias. “Al ser un lugar tan delicado se produjo un desangramiento imparable lo que le causó la muerte”, añadió Benítez.