Mató a la madre de 5 hijos

La sangre de Eva García  quedó esparcida en el suelo como testigo silencioso tras el crimen ocurrido contra la madre de cinco hijos. Edwin Ch. ingirió formol tras propinar aproximadamente 20 puñaladas a quien en vida fue su pareja sentimental.   

Caos. Pocos minutos habían trascurrido de las doce del mediodía de ayer.
Era hora de almorzar y varias personas llegaron al parqueadero del Mercado La Playita para degustar comida costeña.
En uno de los locales se encontraba atendiendo Eva María García Sánchez, de 35 años de edad.
De pronto, la comida quedó esparcida en el suelo. Los comensales huían despavoridos al ver que un sujeto apuñalaba reiteradamente a una mujer. Se trataba de Eva. Su hijo mayor con un cuchillo quería vengarla.
Crimen. El caos se había formado luego que Eva intentó salir huyendo del interior de la covacha de comida.
Aparentemente la mujer temía lo peor.
Fueron menos de 15 pasos los que Eva logró dar antes de caer al suelo.
Metros más allá, cerca de la salida peatonal de la calle Darío Egas Almeida cayó Edwin Jherzon Ch. de 42 años, señalado por la Policía como el presunto agresor.

Suicidio. Sin dudar en lo que iba hacer. Edwin, ingirió veneno.
Junto a él, como evidencias yacían un cuchillo de unos 20 centímetros de largo manchado de sangre y dos frascos de supuesto formol.

Auxilio. Tras la alerta realizada por los ciudadanos el primero en llegar fue un miembro del Grupo de Operaciones Motorizadas – GOM que se encontraba patrullando a menos de dos cuadras.
Enseguida, La Playita se llenó de policías, paramédicos y curiosos.
Versiones. Con temor, los testigos accedieron hablar con EL NORTE, un hombre de 42 años, de estatura alta,  dijo “cuando llegué constaté que el señor estaba con el cuchillo en la mano y se tomó el formol”.
Una comerciante de 54 años dijo que el Edwin tenía problemas de drogas, y que cada fin de semana eran los inconvenientes porque él solía pedirle plata a la Eva, quien según la comerciante era una mujer trabajadora y dedicada a sacar adelante a sus hijos.
Otra comerciante explicó que hace una semana, Edwin salió de la cárcel.
Ximena Ramírez, médico residente, del área de emergencia del Hospital San Vicente de Paúl, informó que Edwin habría ingerido formol y otra sustancia. En un inicio el paciente estaba agresivo pero estable. Por la noche fue llevado al área de terapia intensiva.
Personal del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía – GOE, llegó al Hospital. Se especulaba una posible venganza.
Por esta razón las seguridades en el fueron redobladas.
Edwin, hasta el cierre de edición (18:00 horas) permanecía en terapia intensiva. Mientras que el cadáver de Eva ya fue retirado de la morgue por los familiares.