Más de 7 millones de dólares para mejorar el agua en la zona 1

aguaIbarra.- La mayoría de las comunidades en Ibarra reciben agua entubada clorada en sus hogares como en Angochagua, donde sus 3 017 habitantes se benefician de este servicio.

Pero para mejorar el sistema, el Gobierno Nacional desarrolla el proyecto ‘Misión Agua Segura y Saneamiento para todos’.

En la zona 1 se invertirán 7 millones 766 mil 764 dólares. Este monto se dividirá con el 16% en Esmeraldas, 9% para Carchi, 15% Imbabura y 60% Sucumbíos.

En esta zona se beneficiará con los proyectos al sector Río Verde, de Cotacachi, que está destinado para la dotación de agua potable de calidad.

Además, se realizará la potenciación de las plantas de tratamiento de agua potable en las comunidades de Ibarra.

El otro proyecto está enfocado para la dotación de alcantarillado sanitario en Ilumán.

Mientras que en Carchi los proyectos están destinados para los habitantes de San Pedro de Huaca, Montúfar y Cristóbal Colón con el alcantarillado sanitario.

Vinculación.- Hernán Sandoval, presidente del Gobierno Parroquial de Angochagua, explicó que la potenciación de las plantas de tratamiento “debe ser para tener agua segura y de calidad, con todo lo que estamos haciendo esto sería un complemento”.

Sandoval señaló que las comunidades también tienen derecho a “vivir con dignidad como seres humano. Este plan debe alcanzar a todo el territorio nacional”.

Desde 2012 la parroquia ha venido trabajando para tener un sistema de calidad. Sin embargo, ese sueño de los habitantes de Angochagua se hará realidad con el proyecto denominado ‘mejoramiento del sistema de agua potable, que se ejecutará en los próximos meses.

Proyección.- Gustavo Andrade, subsecretario zonal de Senplades, explicó que el proyecto está vinculado con la Secretaría Nacional del Agua, Senagua y el Banco de Desarrollo del Ecuador, Bede, con la finalidad de generar una planificación integral que beneficie con agua segura y saneamiento.

Según Andrade, Sucumbíos tiene el mayor porcentaje de beneficios porque es una de las provincias más olvidadas y con menos recursos.