Martes aprueban ordenanza emergente sobre crisis sanitaria y uso de mascarillas en Ibarra

Declarar a Ibarra en estado emergencia fue uno de los dos puntos que se conocieron en la sesión de Concejo Municipal, realizada de forma virtual, el pasado jueves. Esta resolución fue una decisión administrativa que la tomó la alcaldesa Andrea Scacco, lo cual permitirá mover recursos económicos dispuestos para las fiestas de abril y julio, para que puedan ser invertidos en los kits de ayuda a las personas vulnerables del cantón y también para la adquisición de pruebas que permitan la detección del coronavirus.

Nueva ordenanza.
El otro de los puntos fue el relacionado a la aprobación en primer debate de la ordenanza que regula las medidas de bioseguridad sanitaria temporal, para combatir la pandemia del Covid-19, dentro del cantón Ibarra.

En la nueva ordenanza que se espera se la apruebe en segundo debate el próximo martes y, según indicó ayer, el concejal Leonardo Yépez, se establece una multa del 10% del salario básico, es decir 40 dólares para las personas que no usen la mascarilla y los guantes dispuestos en el Ecuador para evitar el contagio del virus.
“La reincidencia sería 80 dólares. Además se va a solicitar a los supermercados, a los markets y donde hay gran afluencia de gente, que ubiquen al ingreso de los mismos los túneles de desinfección; en ese sentido también para quien incumpla esta disposición habrá sanciones”, dijo el concejal Leonardo Yépez.

No hay dinero.
La concejala Miriam Salgado fue más allá y dijo que la propuesta de algunos colegas suyos, de que el Municipio compre una cierta cantidad de mascarillas para que sean entregadas a la población, por la escasez de las mismas, no es factible por cuanto la Municipalidad no tendría el dinero suficiente para asumir aquello, así sea tomando el dinero previsto para las fiestas, inclusive de septiembre como es la propuesta de algunos ediles, añadió y agregó que se analiza una socialización sobre el tema.