María Victoria Herrera, una mujer ejemplo, cumple 100 años

homenajeIbarra.- Llegar a celebrar los 100 años de edad de alguien muy querida, es un orgullo para quienes son parte de una familia unida. Doña María Victoria Herrera Zapata viuda de Proaño es una dama que junto a su esposo Augusto Aurelio Proaño (+) hizo mucho por esta provincia llena de lagos y belleza. De hecho Fernando Proaño, uno de sus hijos, considerado como un imbabureño, ha hecho empresa exitosa en esta provincia.

Doña Victoria nace en la ciudad de Quito, en la parroquia de Santo Domingo, donde transcurre su niñez estudiando su primaria en la escuela Sagrados Corazones del Centro. Pertenece a un hogar de modestas comodidades y en su juventud trabaja en diferentes lugares donde adquiere experiencias de vida, contrae matrimonio a la edad de 29 años con Augusto Aurelio Proaño, de origen chimboracense, quien vivía y trabajaba en Ibarra, desarrollando diferentes actividades.
Procrean 4 hijos: Fernando Augusto, Ramiro Marcelo (+), Elsa Alicia y Galo Ernesto (+) Proaño Herrera.

Victorita como le dicen sus familiares “ha cumplido cien años en el camino de la vida, con lucidez y entereza que es una bendición”, dijo una de sus hijas, quien se contactó con diario EL NORTE para dar a conocer sobre este acontecimiento con motivo del cual su familia se volverá a reencontrar.

Siempre fue muy fuerte y saludable, independiente, se manejaba sola, no deseaba ninguna asistencia. Hasta hace 3 años vive en Quito y está atendida de su familia porque se merece mantener una buena calidad de vida.