María de la Torre heredó el trabajo artesanal

artesanosOTAVALO. Desde que tenía siete años, María De la Torre se dedica a la elaboración de collares, pulseras y bolsos, además muestra sus habilidades y destrezas cuando utiliza materiales como la tagua, el carrizo y las calabazas. María heredó este trabajo de sus padres quienes también se dedican a la producción manual de artesanías.

ELABORACIÓN Los bolsos son confeccionados en telar de madera y utilizan tapices para crear diseños llamativos. Al día solo produce cinco bolsos porque el proceso de confección se demora, pues deben cortar la tela, forrar y luego realizar los acabados, lo que determina su costo de 15 a 20 dólares.

En el puesto artesanal de María se puede encontrar una variedad de productos que llaman la atención de los turistas como las calabazas, en las que se hacen tallados de figuras, animales y cualquier diseño que el cliente solicite, pero su precio también varía entre 6 a 50 dólares, pues tiene un tiempo de demora ya que los detalles se los hace a base de quemados a lo natural y no con pinturas.

Sus trabajos son garantizados por la calidad de material que utiliza. La comunidad de Cotama es reconocida por la elaboración y comercialización de pulseras; unas son hechas en telar de madera y otras manualmente en nudo. Su costo es de 25 ctvs a un dólar.

Esta actividad se ha convertido en el sustento diario de María y su familia. La artesana también vende instrumentos andinos como las maracas, flautas y quenas entre otros que sirven de sano entretenimiento. María De la Torre manifestó que su negocio está ubicado en un lugar donde existe mucha competencia, por eso expresó una invitación a todas las personas para que visiten su puesto de artesanías. De lunes a sábado, ella comercializa sus productos en el Mercado Centenario, conocido como la Plaza de los Ponchos, a partir de las 6:00 am hasta las 17:00 pm.