Maria Belén Jáuregui: Ser reina es un gran voluntariado

reinaIBARRA. Maria Belén Jáuregui Realpe, la actual Reina de Ibarra no pasa por desapercibida. Sus intervenciones públicas, pensamientos, gestión social y su sensibilidad a flor de piel la convierten en una mujer que tiene “los pies sobre la tierra”, carismática y dueña de una linda sonrisa. Con ella dialogamos sobre varios temas.

 

¿Qué ha significado esta etapa de reinado?
Un gran cambio en mi vida. Se pensaría que es fácil pero en realidad es algo que se debe asumir con mucha madurez y dedicación. Ser reina es un gran voluntariado sin horarios.

¿Qué es lo dificil de ser reina?
No encontrar apoyo; sin embargo me di cuenta que hay más solidaridad en la empresa privada. El sector público me ha colaborado con pequeñas cosas. Hace falta el apoyo municipal para las reinas y espero que cambie eso.

¿A ti te sirvió la experiencia de ser modelo?
Mucho, sobre todo en el aspecto de la seguridad personal. Antes era muy tímida.

La familia de una reina ¿qué papel juega?
Es muy importante. En mi caso, del seno familiar salen ideas, consejos y apoyos, diría que me han marcado el camino.
¿De niña soñaste ser reina de Ibarra?
Cuando era niña me ilusionaba servir a mi ciudad. Recuerdo mucho a Andrea Cazar, Paola Yánez, Andrea Scacco, las veía muy lindas y haciendo una gran tarea social.

¿Qué se valora más, la belleza o el trabajo solidario?
Ambas cosas. Me doy cuenta que es importante ser bonita por dentro y tener la voluntad de querer ayudar. La belleza física también cuenta.

¿Te duele mirar de cerca la pobreza?
La pobreza realmente duele al igual que la injusticia en el mundo. Mi sueño es ver a mi país con educación de calidad, justicia, con acceso a una salud excelente, pero eso depende mucho del Estado.

¿El dinero es felicidad?
Definitivamente no. Uno puede vivir en una jaula de oro pero no ser libre. La felicidad depende de lo que una persona quiera en la vida.

¿Estás de acuerdo con la entrega gratuita de las píldoras del día después?
Los jóvenes debemos estar informados porque al fin y al cabo somos nosotros quienes vamos a decidir. Tener una vida sexual activa, implica ser lo suficientemente responsable para saber las consecuencias que ello puede traer.

¿Esa gratuidad conllevaría a un libertinaje?
Los padres deben tener una buena comunicación con sus hijos y dejar de lado la vergüenza sobre estos temas. Se debe evitar problemas antes que lamentarse.

¿La sensibilidad de una reina deberían tener los políticos?
No solo los políticos, sino todas las personas para ayudar a quien lo necesita.

¿Qué piensas de una exreina y actual política como Gabriela Rivadeneira?
Desde que conocí a Gabriela la admiré mucho por ser bonita y muy inteligente. No debe olvidarse de Imbabura y aspiro que cumpla su papel en función del país y no de un partido político.