Marco Tulio Hidrobo

luis rivadeneira jativaNació en Cotacachi el 12 de mayo de 1906 y falleció en octubre de 1961. Compositor, director de bandas y conjuntos. Su padre Modesto Hidrobo y, su madre, Rosa Cevallos; su esposa, Ernestina Ojeda.Su hijo: Homero. Ramiro Ruiz manifiesta: “fabricaba flautas de carrizo y se extasiaba tocando. Era la admiración de los músicos mayores. Sus estudios musicales los hizo de niño en la Banda Cantonal, donde recibió clases con el maestro Carlos Proaño, director de la banda. Desde esa edad componía piezas musicales, que las hacía arreglar con su maestro”. El musicólogo Segundo Moreno, dice: “se distinguió desde niño como ejecutante.

Tocaba el flautín en la banda de Cotacachi y dominaba el cornetín. Su conocimiento práctico y talento artístico fueron su soporte artístico. Ejecutaba los instrumentos de banda. Compuso piezas de diferentes géneros como la danza, marchas, valses, pasodobles, pasillos, sanjuanitos.

Después aprendió bandolín, violín y guitarra”. Se radicó en Quito e ingresó al Conservatorio de Música. Tuvo una brillante actuación en Radio Quito, HCJB y otras radiodifusoras. Dirigió a los grupos que iban a grabar música ecuatoriana. Fue director del conjunto “Los Nativos Andinos”.

Fundó la estudiantina Ecuador. Dirigió algunas bandas militares, como de los batallones Carchi, Esmeraldas, Policía de Quito y bandas municipales de Ibarra y Guayaquil. En 1947, fue miembro del Jurado de Música Nacional. En 1956, recibió la condecoración Medalla de Oro, en el Concurso de Bandas en Ibarra.

Insignia dorada, alta distinción, otorgada por la UNP. En 1961, organizó una orquesta unificada por todos los músicos cotacacheños. Sus Pasillos: Ensoñación, Eulalia, Al besar de un pétalo, Encargo que no se cumple, Canta  cuando me ausente, Canto de mi alma, Matilde, Anhelo azul, Para tu amor, Por qué, Quien me diera, Negrita linda, Anoche estaba soñando, Si te comprendo, Margarita,  Luz de Luna. Sus Pasodobles: Tarde española, Edgar Puente, La última faena. Sus Sanjuanitos: Vamos a casa, Toros de pueblo. Tonadas: Unita que otra, Lejos de mi guitarra, Sufro y lloro. Albazos: Solo por tu amor, Mi cholita, Triste vivo yo.  

Luis Rivadeneira Játiva
     rivadeneira.luis@gmail.com