Una marcha pedía justicia por las calles de Otavalo

El segundo plantón en busca de justicia por el caso de Maribel Antamba se realizó la mañana del día jueves, en la cual, niños, jóvenes y adultos sostenían carteles en memoria de una madre y su hijo en vientre que fueron asesinados en González Suárez.

Rommel Antamba, narra que el cuerpo sin vida de Gloria Maribel Antamba, de 33 años de edad fue hallado con un corte en el cuello en el interior de su vivienda, ubicado en González Suárez, cantón Otavalo, y que su hermana era una mujer que tenía cinco meses de gestación, que su expareja identificada como Bryan M, sería el presunto responsable de este delito, el cual fue capturado y posteriormente, dejado en libertad.

Rommel indica que la familia no ha tenido respuesta por parte de las autoridades y que los abogados de CEPAN que trabajan desde Quito, tampoco pueden realizar algunos procedimientos ya que Fiscalía no le otorga los procesos e información, por tal motivo exigen justicia.

De igual forma, explica que entienden que el procedimiento es largo y que se lo realiza paso a paso, sin embargo, la familia no ha recibido ningún tipo de información o de avance por parte de la Fiscalía sobre este caso y por tal motivo, están dispuestos a realizar las marchas y plantones que sean necesarios para que se haga justicia por su hermana Maribel.

Se menciona que desde enero se ha trabajado en el proceso de investigación con el perito luminol, este se refiere a una sustancia utilizada por los forenses para detectar restos de sangre que no son visibles a simple vista, sin embargo por parte de Fiscalía no ha existido algún pronunciamiento para avanzar en el caso.

Su hermano menciona que Maribel era la alegría de la casa y que su exigencia en este plantón para que el Estado de una respuesta, ya que le arrebataron la vida y la dicha de ser madre con cinco meses de embarazo y que no es justo que el costo de esas dos vidas quede sin ningún culpable.

“Esta es una marcha por mi hermana y mi sobrino y por todos los casos de mujeres que han sido asesinadas y no han tenido una personas que pague por esos delitos”menciona Rommel.