Marcelo Placencia, un docente apasionado con el fútbol

Ibarra. “Cuando estoy en la cancha es una sensación de sentimientos encontrados, porque por un lado se van los años y, por otro, quedan los recuerdos. Cada vez que uno se viste de corto se olvida de todo. Es el único momento donde uno piensa en uno y se desestresa totalmente de una semana cargada de trabajo”, mencionó Marcelo Placencia, uno de los personajes que existen en el fútbol barrial de la provincia de Imbabura.

Su historia. Marcelo tiene un apego muy especial por equipos como Orión y Bangú, cuadros en los que prácticamente se inició en el balompié a nivel barrial.

El docente-futbolista ha tenido la suerte de formar parte de varios equipos con los que ha conseguido 12 títulos. Entre esos clubes están: Fausto Endara, Hamburgo y Torino, elencos que son parte de los registros de la Liga Deportiva San Miguel de Ibarra.

Además ha jugado varios Interligas de Fútbol Sénior, más de un campeonato a nivel zonal y también nacionales. Para él, el apoyo de su familia ha sido muy fundamental.

Dirige al UTN. Hace cinco años ingresó a trabajar como docente en la Universidad Técnica del Norte (UTN) y también pasó a formar parte del equipo del centro de estudios que participa en los torneos de fútbol máster y súper máster.

En la actualidad, además de ser jugador, Marcelo es el dirigente del equipo “universitario”, con el que intenta alcanzar el bicampeonato en el Torneo Provincial de Fútbol Máster. “El certamen es muy duro, por eso armamos un buen equipo para intentar retener el título que alcanzamos en 2018”, dijo Placencia.

Aunque en algunos compromisos ha actuado como delantero, debido a la velocidad que posee, él se acomoda mejor como lateral o marcador derecho.