Manifestación pacífica contra despidos y medidas económicas en Ecuador

Quito. Unas 3.000 personas protagonizaron este lunes una manifestación pacífica en rechazo a la serie de despidos y medidas económicas adoptadas por el Gobierno del presidente Lenín Moreno.

Los manifestantes comenzaron su marcha en el centro norte de Quito, avanzaron por el casco histórico y en el trayecto pasaron cerca del palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, custodiado y con alambre de espinas a cuatro cuadras a la redonda.

Las consignas en las protestas iban dirigidas contra el ministro de Finanzas, Richard Martínez, y en demanda de la reintegración de trabajadores del sector público despedidos en el marco de la política de austeridad en que se encuentra empeñado el Ejecutivo.

También rechazaron los acercamientos del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo con el que Ecuador estuvo distanciado durante la década de administración de Rafael Correa, antecesor de Moreno.

 

Contra los despidos y medidas económicas

“No al paquetazo, no más despidos, no más feminicidios. Mujeres por el cambio”, “Por nuestros derechos, la lucha sigue”, “Basta de conciliar, es la hora de luchar” y “Ni nos rendimos, ni claudicamos ni nos vendemos”, se leía en algunos de los carteles que portaban los manifestantes.

En la marcha también se rechazó la eliminación del subsidio a los combustibles y el recorte salarial a los maestros.

“La banca y los empresarios no aportan un centavo”, señalaban en una pancarta los manifestantes, que exigen al Gobierno que no sólo se siga apoyando en el pueblo para superar la crisis.

Entre las consignas de la marcha se escuchó a los manifestantes instar al pueblo a no dejar de luchar por un gobierno obrero y popular.

Con banderas de Ecuador y de organizaciones sindicales, en la marcha también participaron estudiantes, hubo manifestaciones en contra del racismo y se pudo observar carteles por el caso de George Floyd, en Estados Unidos.

Un cartel con la imagen del gobernante presentaba también brazos en alto con el puño cerrado junto a la leyenda “Si el virus son ustedes, la lucha es la vacuna”.

Los manifestantes usaban mascarillas y algunos también portaban protectores transparentes para el rostro, como medida de bioseguridad por el coronavirus.

Además, se pudo advertir que en algunos tramos de la manifestación no se respetaba la distancia entre personas, como se estipula en las medidas para evitar el avance del COVID-19 en Ecuador, donde este lunes se reportaron 3.642 fallecidos oficiales y 2.423 probables, además de 43.378 positivos por la enfermedad, según los datos revelados por el Ministerio de Salud Pública.

Los participantes en la marcha pacífica también exigieron la realización masiva entre la población de las llamadas “pruebas PCR”, para la detección del coronavirus.