Malestar por vías en la Av. Tulcanaza, sur de Tulcán

Tulcán. No saber a ciencia cierta para cuándo podría concluirse el asfaltado de la avenida Tulcanaza, mantiene preocupados a los residentes de los barrios del sur de la ciudad. Negocios a la baja, caos en el tráfico vehicular, una vía por donde es imposible circular, es el panorama que desde hace siete meses soportan los sectores del sur oriente sin saber cuándo podrán reto-

mar sus actividades con normalidad.

Afectados. Ricardo Cedeño, administrador de una cevichería situada en esta zona, indica que los trabajos no avanzan con celeridad. Relata que hace tres semanas se abrió otro tramo del carril norte-sur a la altura del Instituto Vicente Fierro complicando aún más la situación. “Si no han podido terminar en siete meses ni siquiera la primera fase para qué siguen abriendo más vías”, cuestiona y pide mayor orden en la intervención para evitar el perjuicio a los barrios aledaños.

Asegura que los negocios en este sector están sufriendo una baja considerable ya que la gente no está llegando. Una situación mucho más desesperante relata David Acosta, quien tiene un vulcanizadora hace seis años en la Avenida Tulcanaza. Aunque este es el único sustento para su familia, desde hace siete meses su negocio se vino abajo en un 80% pues los carros no circulan por la zona. Incluso cita que hace tres semanas cuando maquinaria quiso abrir los dos carriles desde El Parque Artesanal hacia la Avenida Centenario, los vecinos tuvieron que oponerse ya que esto habría dejado prácticamente incomunicados a barrios como Parque Artesanal, Bellavista y Sociedad Obrera.

Imbavial. Patricio Vaca, representante de Imbavial, empresa a cargo de la obra, indica que el proyecto debía estar concluido para finales del mes de junio o inicios de julio, sin embargo en el desarrollo de los trabajos se han encontrado imprevistos sobre todo en el tema de alcantarillado. Asegura que el sistema obsoleto de hace 80 años ha retrasado los trabajos por lo que pidieron una prórroga. Se necesitaría al menos 90 días para hacer estudios de reingeniería, trabajos y concluir una primera fase; es decir para finales de agosto podría entregarse un primer tramo de esta vía. Según el técnico, la parte que llega al Tecnicentro Romo tendrá que esperar una segunda intervención ya que en esa zona se requiere trabajos de ingeniería más fuertes, por ende con un incremento en los costos que en estos momentos no se puede cubrir por lo cual se propondrá hacerlo en dos etapas.