Maki Wambrakuna, con visión de ayuda a los más necesitados

Otavalo. La fundación Maki Wambrakuna, en convenio con el Ministerio de Inclusión Económica y Social, Mies, desde el 1 de septiembre de 2015, presta atención a l50 personas con discapacidad de todo el cantón y al mismo número de personas con discapacidad de la zona de Intag, en el cantón Cotacachi.

Fundación. David Quilumba, coordinador de la fundación, explicó que los técnicos y profesionales que forman parte de la fundación realizan atención en la comunidad y el hogar de cada uno de los beneficiarios.

“Nosotros visitamos a las personas con discapacidad, dos veces al mes, para trabajar en sus habilidades psicomotrices”, explicó Quilumba.

Las personas que son atendidas por este proyecto provienen de hogares catalogados como de extrema pobreza y están ubicados en las parroquias Ilumán, Miguel Egas cabezas, Eugenio Espejo, González Suárez, San Rafael, San Pablo y Selva Alegre. “En total suman 300 personas con discapacidad que son atendidas por la fundación”, dijo el coordinador de Maki Wambrakuna.

Resultados. A inicios de diciembre, EL NORTE conoció uno de los casos que son atendidos por la fundación Maki Wambrakuna.

Norberto Cushcagua, artesano y músico de 47 años de edad a quien el síndrome de Steinert, una enfermedad considerada como rara, le ha dejado postrado. La ayuda para este ciudadano no se hizo esperar y a día seguido Santiago Estrella y el asambleísta Marcelo Simbaña, donaron una silla de ruedas para que Norberto se pueda movilizar.

El trabajo. “Hemos tenido buenos resultados con aquellas personas que tienen discapacidades que les permiten ser autónomos. En el cantón, de las 150 personas que atendemos, un 20% han logrado ingresar a la parte informal del trabajo”, señaló Quilumba.

Son 10 técnicos los que forman parte del equipo de la organización entre los que están fisioterapeutas, nutricionistas y psicólogas