Madre pide justicia. Son siete años y no se sabe quién mató a su hijo

pag 28“Solo quiero justicia y quien mató a mi hijo, sea sancionado” menciona Lidia Landeta, madre del cabo de Policía Darwin Calderón, una de las cinco víctimas que dejó cuando los agentes se insubordinaron en el Regimiento Quito número 1. en la Revuelta Policial del 30 de Septiembre de 2010.

 

Exhumación. Los padres, hermanos y familiares del agente de policía Darwin Calderón, ayer se reunieron en el Cementerio San Miguel de Ibarra, para recordar los siete años de su violenta y repentina muerte. Antes que se cumpla la misa de  honras se realizó la exhumación de sus restos para colocarlos en una nueva tumba ya que donde fue enterrado hace siete años era arrendado. La madre comentó que gracias a la familia se logró reunir el dinero para comprar la bóveda  en donde ayer fue enterrado.

Justicia. Lidia Landeta, comentó que lo único que espera de las nuevas autoridades a la cabeza el Presidente Lenín Moreno, haga justicia con la muerte de su hijo. Mencionó que en días pasados mantuvo una reunión con el coronel en servicio pasivo, César Carrión, hoy Asambleísta por la provincia de Cotopaxi, donde abordó el tema del asesinato de su hijo.
Esta madre, quien poco a poco se ha ido resignando a la pérdida de su vástago, dijo que está dispuesta a acompañar al resto de familiares de las víctimas para exigir que vuelvan a realizar las investigaciones y se llegue a esclarecer este caso.