Madre e hija podrían perder su casa por un caso de estafa con su cédula

Dos señoras de 61 y 91 años que se encuentran en indefensión dan a conocer su caso en busca de justicia y sensibilidad. Ellas solicitan que el proceso regrese a citación para que se pueda realizar una pericia grafotécnica y que el derecho a la defensa no sea vulnerado para dos mujeres de la tercera edad que se encuentran en estado de vulnerabilidad.

Rocío Paredes perdió su cédula en 2017, pero como no requería de este documento se olvidó y no denunció la pérdida. Continuaba su vida normal haciendo uso de su cédula antigua cuando lo necesitaba. El mes de febrero del 2021 recibe la noticia de que su casa será embargada.

Tras averiguaciones descubren que la señora Rocío Paredes fue demandada en el año 2017 por una letra de cambio con un valor de veinticinco mil dólares, sin embargo, la parte defensora recalcó que la firma que consta en dicha letra no corresponde a Rocío Paredes y exigen su derecho a la defensa.

Un derecho que desde el principio ha sido vulnerado ya que nunca recibieron una citación del caso y que tiempos después se enteraron de que la citación fue emitida por medio de la prensa.

Rocío narró que un día se encontraban en casa junto con su madre y alguien tocó a su ventana, se trataba de un patrullero, policías y la abogada de la Judicatura quién manifestó que tenían una orden de embargo para el domicilio que se encuentra en el parque de los Dinosaurios.

La señora acontecida, explicaba que no es posible porque ella no ha firmado ningún documento a lo que la abogada había respondido que se trata de una letra de cambio por la suma de veinticinco mil dólares que se encuentra como deudora, razón por la cual la casa pasa a ser embargada.

Enrique Cáceres, especialista en derecho penal y constitucional y abogado defensor de este caso, señaló que la señora Paredes se encuentra sufriendo una vulneración en su derecho a la defensa y presuntas conductas penales en contra que le afectan.

La falsificación de firma, fraude procesal y la utilización dolosa de documento falso han sido las tres denuncias que se han ingresado como defensa a la Fiscalía de la ciudad de Otavalo. Se indicó que en el proceso civil no existió una citación directa hacia su defendida por tal motivo no pudieron presentar una defensa con el examen grafotécnico.