Madre de joven quemado en Colombia pide justicia

altCOTACACHI. Con su vestimenta típica de la mujer cotacacheña, Magola Santillán lloraba y pedía justicia, al pie del féretro de su hijo Jhonatan Alfonso Panamá, de 18 años, quien fue quemado en el interior de un almacén de ropa, ubicado en Cundinamarca Colombia, junto a Alfonso Túquerez.

 Los hechos. La noticia de que dos ecuatorianos murieron quemados en Colombia por la supuesta violación de una menor, ha sido un hecho que ha consternado a las dos naciones.
Según RCN, el suceso ocurrió el pasado martes a las 23:00 en San Bernardo- Cundinamarca, cuando un hombre prendió fuego al local comercial donde se encontraban dos ecuatorianos sospechosos de violar a su sobrina de 11 años de edad.

Los bomberos y  la Policía llegaron al lugar para controlar las llamas y cuando intentaban apagar el fuego se escucharon gritos en el interior del local.
Las autoridades detuvieron a un hombre a quien señalaron de haber rociado gasolina al lugar y prenderle fuego. Según las investigaciones, el agresor lo habría hecho por venganza hacia los jóvenes.

 Opiniones opuestas. Magola Santillán dijo: “No es justo que a mi hijo lo acusen de ser un “violador”, el no podía haber cometido ningún delito, porque apenas hace un mes viajó desde Ecuador a la ciudad de Fusagasugá en el departamento de Cundinamarca donde vive mi hermano Luis Germán. Él es propietario de almacenes de ropa y le había pedido a mi Jhonatan, que vaya a supervisar al joven Alfonso Túquerez, también de 18 años, quien trabajaba en el otro almacén de la ciudad de San Bernardo.  Mi hijo apenas estuvo en dicho lugar un día. Llegó el lunes y al siguiente día ya fue quemado, ¿Cómo puede ser verdad, que mi hijo haya cometido una violación, si ni siquiera conocía a nadie”.
 Piden justicia. “Existen videos de seguridad, donde el muchacho que trabajaba para mi hermano, quien también fue quemado tenía una novia que sí aparenta ser menor de edad, pero no de 11 años como afirma la prensa internacional. La verdad,  según las versiones de mi familia que vive allá es que el exnovio de la muchacha fue quien lanzó la gasolina y les prendió fuego, pero no por una supuesta violación, sino por celos. Ahora pido justicia porque no puede quedar manchado así el nombre de mi hijo, si aquí existen colombianos implicados en delitos graves y no se les ha quemado como lo hicieron con mi hijo que es inocente”. 

 RECUERDOS. Jhonatan Panamá fue un joven que a sus 18 años de edad, después de finalizar sus estudios en la carrera de Físico Matemático, en el Instituto Tecnológico Otavalo, decidió viajar a Colombia para trabajar con su tío y apoyar económicamente a su familia en Ecuador. Según sus familiares y amigos Jhonatan es el segundo de siete hermanos y nunca estuvo implicado en ningún hecho delictivo. Estuvo siempre formando equipos de fútbol e invitaba a sus amigos de Otavalo a jugar en los campeonatos, que él organizaba en su comunidad de Cumbas Conde, ubicada en el cantón Cotacachi, donde el creció y aún reside su familia. Mañana sus familiares realizarán el funeral en la parroquia de Quiroga del cantón Cotacachi. 

Nota relacionada:

Cotacacheños murieron quemados en Colombia