Luisito regresó para aportar su cultura

Otavalo. Luisito posa de todas las formas. Con poncho, sombrero y trenza, el personaje es jovial y se identifica con los niños.

Su figura lo dice todo. A través de los años, este personaje se convirtió en la imagen de los eventos oficiales que realizaba el Municipio de Otavalo.

De regreso. Aunque en los últimos cinco años se lo vio poco, este personaje kichwa recorrió varias ciudades del país. Además fue uno de los participantes animadores del reality ‘Ecuador Tiene Talento’. Aunque llegó hasta las semifinales del programa, sus ocurrencias cautivaron a propios y extraños.

Ahora está de vuelta, viene más recargado y con más experiencia. Jorge Washington Aimacaña es quien da vida a este personaje que recibe el afecto y el cariño de los otavaleños.

Su vida. “Luisito nació hace 17 años y representa a San Luis de Otavalo. Viste como lo hacen los kichwas del cantón”, explica el artista pichinchano.

Su sonrisa lo hace seductor con los más pequeños. A decir de Aimacaña su rostro expresa amistad, y alegría, una característica usual en los otavaleños.

Luisito mide 2 metros 40 centímetros y su contextura lo hace afable. Ha recorrido todo el país como invitado de los desfiles y pregones. “Lo importante es que la gente lo identifica sin problemas y sabe que es de Otavalo”, corrobora Aimacaña.

Identidad. “Su nombre corrobora el mestizaje de nuestra ciudad y de nuestra lengua. Aunque estuvo cinco años fuera de la opinión pública en Otavalo, su imagen siguió presente”, destacó Alfredo Torres, conocedor de la cultura kichwa.

Luisito quiere ser parte activa del proceso de revitalización de la cultura y saberes kichwas que han venido a menos en el cantón. Su presencia de nuevo busca iniciar con ese trabajo que estará enfocado desde las aulas y comunidades del cantón.