Luis Santillán, 60 años construyendo flautas

flautasOTAVALO. El seco y armonioso sonido de los carrizos convertidos en instrumentos, forman parte del diario vivir del este adulto mayor, quien asegura que construye flautas nativas, conocidas como ‘gaytas’, desde que tenía cinco años de edad.

Constructor. Luis Santillán Morales, tiene 64 años de edad
y habita en la comunidad de Quinchuquí Alto. La vida en el campo y el trabajo en la tierra en sus sembríos y con sus animales, también son parte importante de este músico empírico.

aprendizaje. ‘Ni pipash na yachachirkachu’ (nadie me enseñó), asegura Santillán, él aprendió desde su propia iniciativa. Experimentando los sonidos y aprendiendo a entonar música de Inti Raymi, poco a poco fue perfeccionando la construcción de estos instrumentos de viento.
pareja. Cargando en su mochila, varias docenas de ‘huchas’ (flautas de un carrizo más delgado y más pequeño) y llevando en su mano otro tanto de flautas más gruesas, recorre las calles de la ciudad, siempre acompañado de su inseparable María Rosita Cushcagua Ramos, con quien lleva casado desde hace 30 años

ventas. ‘Kunanka na imatapash hatushkanichu, shinakulla trikranakunchik wasiman. (Hoy no he vendido ni una sola flauta, así estamos regresando a nuestra casa)’, dice Luis Santillán, mientras se propone tocar un ‘tono’ de carrera, utilizado en las fiestas del sol.

material. El material para la elaboración de estos instrumentos, los obtiene de la quebrada del barrio El Batán, los carrizos delgados, y para las flautas más gruesas tiene que viajar hasta el Valle del Chota.