Luis Patricio Andrade, un cotacacheño que ha dedicado su vida a la disciplina militar

IBARRA.- El cantón Cotacachi tiene un militar destacado y el militar tiene a Cotacachi en su memoria. Luis Patricio Andrade Sánchez es un Coronel de Estado Mayor en Servicio Pasivo, nacido en esta tierra y quien fue condecorado por el Gobierno Descentralizado de Santa Ana de Cotacachi, el pasado 6 de julio, durante la sesión solemne por los 160 años de cantonización.

El coronel Andrade recibió el galardón de la Cotacacheñeidad ‘Sol de oro’ que es el máximo reconocimiento que entrega el Concejo Municipal a los ciudadanos cotacacheños y cotacacheñas por su destacada labor a nivel nacional o internacional, en los ámbitos musical, cultural, social, deportivo, científico, de salud, turístico, emprendimiento, educativo u otro que aporte al desarrollo material y humano del cantón.

Andrade nació en la tierra de la música, las artesanías, la pelota de mano, el trompo, los cueros y las carnes coloradas. Allí en Cotacachi vio por primera vez la luz un 27 de febrero de 1962, Día del Ejército ecuatoriano. Precisamente una fecha que marcaría su futura carrera militar.

Sus primeros estudios los realizó en la escuela Modesto A. Peñaherrera, la secundaria en el Colegio Luis Ulpiano de la Torre y el bachillerato en el Colegio Particular Sánchez y Cifuentes de la ciudad de Ibarra.

Tras finalizar el bachillerato ingresa a la Aviación a la Escuela Superior Cosme Renella, de Salinas, hasta el tercer año y se gradúa de oficial del ejército ecuatoriano en la Escuela Superior Eloy Alfaro, en Quito, con lo que comenzó una destacable carrera militar, ingresando en la rama de Fuerzas Especiales.

“Patricio siempre nos ha inspirado rebeldía en libertad, pensamiento con trabajo, amor con dignidad, pujanza con historia”, afirma su hermano Roberto quien le dedicó un libro a él y a su familia.

Como capitán, Patricio Andrade estuvo en la guerra de Cenepa, bajo el mando del Coronel René Yandún, con la responsabilidad de los destacamentos: Coangos, Cóndor Mirador, Machinaza Allto y Bajo, entre otros. Patricio reconoció no tener la afinidad para la música, como todos sus hermanos y que por ello decidió terminar sus estudios en Ibarra. “A mis 17 años me incliné por la carrera militar la misma que ejercí durante 38 años”. Como cadete también participó en la guerra de Paquisha.

Con honor, el coronel cotacacheño recuerda que estuvo al frente de ocho unidades militares tipo batallón y tipo brigada y dos direcciones del Comando Conjunto; además de ser agregado diplomático en Brasil.