Luchar contra el racismo

El 21 de marzo, no solo es solsticio de primavera o mushuk nina para el mundo andino, sino que para la humanidad es el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, declarado por el sistema de las Naciones Unidas.

El país cuenta con su propia legislación sobre el tema, el 28 de septiembre del 2009, se firma el Decreto Ejecutivo N° 60, que dice: “el Plan Plurinacional para la Eliminación de la Discriminación Racial y la Exclusión Étnica Cultural de los Pueblos y Nacionalidades del Ecuador se concibe como una política del Estado Ecuatoriano asumida con el propósito de hacer cumplir el inciso 2 del artículo 11 de la Constitución de la República”.

En teoría el Estado ecuatoriano reconoce como problema fundamental al racismo, al cual declara combatir todos los días del año y desde la institucionalidad, como dice el plan. Lamentablemente este Decreto Ejecutivo está en el olvido. Ninguna autoridad lo ha tomado en cuenta, es más, lo desconocen por completo.

Recordar que el Decreto Ejecutivo 60 nace de la lucha social de los pueblos, quienes aspiraban encontrar resarcimiento en temas como justicia social, derechos, empleo, educación y comunicación propia, mejorando los indicadores que el país presenta. La deuda está ahí, el Estado y los gobiernos tienen la batuta para actuar y luchar seriamente contra el racismo.