Luchan por hacer realidad la primera Unidad de Oncología

Ibarra. Quienes luchan contra el cáncer o tienen familiares que tienen esta enfermedad saben lo duro que es recibir un tratamiento. No solo por el aspecto psicológico sino también por el monetario y por el hecho de dejar un tiempo el hogar y trasladarse a otra ciudad. Tomando en cuenta estos aspectos, el oncólogo clínico, José Velásquez, emprende una lucha para que el hospital San Vicente de Paúl pueda tener su unidad de oncología.

Tratamiento. “Pinta tu vida de Esperanza” es el nombre que lleva este proyecto. La idea es tener un espacio en el que se pueda brindar quimioterapia y dotar de medicamentos biológicos para que los pacientes que reciben su diagnóstico no tengan que salir de su ciudad y puedan recuperarse mejor en compañía de su familia y posteriormente en su hogar.

Pase a Quito. “Aquí diagnosticamos el cáncer luego de hacer todos los trámites necesarios, vemos la extensión de la enfermedad y también clasificamos por etapas. Sin embargo, no podemos brindar un tratamiento entonces lo que hago, y en lo que hemos avanzado, es en comunicarme con el Jefe de servicios de Oncología del hospital Eugenio Espejo de Quito para que reciban a mis pacientes”, dice Velásquez.

Proceso largo. El avance se debe a que se ha acortado el tiempo. Anteriormente el proceso era mucho más demoroso. Para que la red tramite la atención y el paciente vaya a un hospital de mayor complejidad se demora entre dos o tres meses y, a partir de ahí, es cuando se empiezan a hacer los diversos estudios. Como se trata de hospitales de mayor demanda entonces dichos estudios tomarán como un mes o mes y medio más. “Desde que se diagnostica aquí y para iniciar un tratamiento estamos hablando de 3 o 4 meses. Imagínese a un paciente que estaba en etapa 1 o 2, luego será una etapa 4, una enfermedad metastásica”, dice el especialista.

Una necesidad. Esta es considerada una necesidad pues aproximadamente el 80 % de pacientes pregunta siempre si es posible acceder a su tratamiento en el mismo hospital. “Esto me frustra porque yo tengo los conocimientos necesarios para saber cómo actuar, qué hacer, qué tratamiento es el mejor pero a pesar de esto no puedo ayudar de esa forma a mis pacientes”, enfatiza Velásquez.

María José Pantoja, interna de medicina, también considera que es importante brindarles la oportunidad a los pacientes de hacer el tratamiento en su ciudad. “Sin duda una persona se recuperará más rápido y mejor en su ciudad, en su casa y con la vigilancia médica adecuada. Además esto tendría menos impacto a su economía”, asegura.

Opiniones. Por su parte Carla Rosero, familiar de un paciente con cáncer, solicita ayuda a las autoridades para que este proyecto se haga realidad. “Hasta que no nos pasa no podemos ponernos en los zapatos de los demás. Puedo decir que luchar contra esta enfermedad es muy duro y a esto hay que sumarle que nos toca irnos a otras ciudades. Los pacientes se curan de mejor forma en su casa, en su ciudad, no hay que hacer este proceso más traumático todavía. Por favor, hagan realidad esta unidad de oncología”, dice.

Robinson Andrade también está de acuerdo con este proyecto. “Si me llega esta enfermedad me gustaría que los hospitales de mi ciudad me brinden esa ayuda. Por qué debemos irnos a otras ciudades, por qué debemos sufrir más todavía. He visto familiares de pacientes que deben dormir en las sillas de los hospitales o buscar lugares cerca porque no pueden quedarse ahí. Esto es muy necesario”, afirma el ciudadano.

Estadísticas. Esta enfermedad es alarmante pues las cifras de diagnóstico son cada vez más elevadas. En el caso del hospital San Vicente de Paúl se registraron 450 pacientes en 2014, unos 650 en 2015, aproximadamente 1 100 en 2017 y cerca de los 1 500 en 2018.

Tipos de cáncer. En el caso de las mujeres también hay un alto índice de cáncer de mama y en el hombre de próstata. Como otro dato preocupante están los número de casos de cáncer de estómago siendo mortales. Se registran, en consulta, de cinco a diez personas al mes solo en este hospital

Pocos especialistas. El llamado a la ciudadanía también es respecto a un diagnóstico precoz pues es la forma de curación eficiente. Para esto es necesario acudir a especialistas y en este aspecto hay un desconocimiento. La mayoría de personas acuden, para todo el proceso de la enfermedad y tratamiento, a oncólogos cirujanos, cuando lo correcto es acudir primero a un oncólogo clínico quien en conjunto con el oncólogo cirujano pueden ayudar de una forma adecuada al paciente.

José Velásquez, oncólogo clínico, revisa los expedientes junto a Ma. José Pantoja, interna de Medicina.
Esta es una necesidad para la zona norte del país ya que el hospital San Vicente de Paúl atiende a pacientes de varias zonas.