Los vicios son peligrosos en el deporte

viciosEl deporte ayuda a mantener en buen estado físico al cuerpo, pero cuando hay factores externos como el licor y el cigarrillo, el ejercicio puede resultar mortal cuando se mezcla con estas sustancias.

Hay personas que mientras realizan actividad física, antes, después o durante, ingieren alcohol o tabaco, es conocido por la sociedad que esto perjudica la salud. Los jóvenes lo realizan sin pensar las consecuencias, en Ibarra han existido muertes por estas acciones.

“La mala cultura deportiva es la que ha provocado que estas sustancias maten a las personas que las consumen mientras realizan ejercicio”, dijo Juan Carlos Granja, director del departamento metodológico de la federación Deportiva de Imbabura.

HECHOS

Los lugares destinados para hacer deporte tienen señalización en la que indican que no se use las instalaciones y se mezcle con el uso de tabaco y licor, por ejemplo en la piscina no es prudente entrar después de “tomar trago”, o en estado “chuchaqui”.

Granja manifestó que cuando entrenaba natación en la piscina olímpica de Ibarra, en 1989, un niño empezó a gritar “mi tío desapareció, se metió a la piscina y no lo encuentro”. El familiar del menor de edad había tomado la noche anterior.

“Subí a la plataforma más alta de salto a la piscina, desde ahí se visualizó al señor”, después de sacarlo intentaron salvarle la vida, a través de primeros auxilios, pero fue imposible, ya había muerto.

Cuando llegaron los especialistas indicaron que el occiso falleció de un paro cardiaco, se evidenció por la posición del hombre, esto producto de que las venas se habían sobre dilatado por el doble trabajo, deportes más licor, “le topábamos y los ojos se llenaban de sangre, según el forense el corazón y las venas parecía que explotaron”.

Es común ver que en un fin de semana los amigos se reúnan en los parques de la localidad para hacer deporte, en algunos casos al terminar se dirigen a la tienda más cercana a comprar cerveza, cigarrillos, licor y más sustancias para compartir entre los “panas”. Fredy Tobar, instructor de Lucha, dijo que uno de los chicos que entrenaba con él llegó con su madre a decir que se retiraría del deporte por miedo a que sufra un mal golpe, ya que un familiar de él se fracturó mientras competía.

El ibarreño tenía madera de luchador. El joven comenzó a hacer deporte todos los fines de semana y cuando terminaba los partidos se reunía con sus amigos para tomar un “trago”, esto se hizo costumbre todos los fines de semana. Un día Tobar recibió la noticia de que el ex luchador había muerto de un paro cardiaco a causa de forzar su cuerpo con el consumo de alcohol y tabaco, “Era un buen chico, pero dejó los buenos hábitos deportivos”.

Cuando la madre del joven se encontró con el entrenador le dijo, “hubiera preferido que mi hijo siga en la lucha, a que haya muerto a causa del deporte de los fines de semana y la mala costumbre de beber y fumar”. Daniel Aguilar, hace deporte dos días a la semana, pero para el joven es necesario fumar un cigarrillo a mitad de los partidos, “sino fumo no rindo igual”.

Manifestó que desde que lo hace siente que su cuerpo nunca descansa, “sé que está mal pero el vicio me llama a hacerlo, soy consciente de que tengo que dejarlo de hacer ya, pero no puedo”.

Otra de las cosas que estorban es cuando alguien está fumando mientras otros hacen deporte cerca, el humo del cigarrillo es perjudicial para los deportistas, los marea e inhalarlo perfora los pulmones. “Por respeto, los fumadores, deberían apartarse cuando alguien está haciendo deporte, esto es de mala educación y afecta a la salud de quien se ejercita”, dijo Carla Tito, deportista imbabureña.