Los valores Bolivarianos

kim viveroEl pasado 24 de julio, las ciudades y países bolivarianos no solo se vistieron de orgullo y satisfacción para recordar y celebrar los 231 años del natalicio de Simón Bolívar sino también para enaltecer y valorar la polifacética personalidad del “Padre de la Libertad” como ejemplo a seguir para las presentes y futuras generaciones.Esto se debe a que desde cualquier perspectiva que se estudie o analice a Bolívar: hombre cosmopolita, militar intachable, gran político, humanista integro, elocuente orador, excelente gobernante, educador carismático o líder innato sobresale su anhelo de “libertad” y “unión” de todo el continente americano como una Patria sola. Más aún, su excesiva generosidad, diamantina honradez, integridad profesional, educación del pueblo, práctica de la moral administrativa, y rectitud en el gobierno demostraron a sus amigos y enemigos que esas fueron las armas más poderosas y valores proverbiales para combatir la injusticia, esclavitud e ignorancia. De igual forma, a lo largo de la historia, la filosofía libertadora de Simón Bolívar se ha consolidado como fuente inagotable de inspiración para jóvenes rebeldes, gobernantes luchadores, nuevos partidos políticos, confraternidades adeptas y sociedades coligadas que siguen su pensamiento e ideología; puesto que cada uno de sus manuscritos y libros motivan a sus seguidores a la lectura como la herramienta para aprender de cada una de sus gestas heroicas, y confirmar que en la actualidad desde las diferentes trincheras de lucha con héroes y heroínas situacionales en el hogar como hijos o padres de familia, en la escuela como estudiantes o maestros, en la comunidad como ciudadanos o gobernantes, teniendo como instrumentos de combate al estudio y trabajo, la honestidad y responsabilidad, la voluntad y decisión, el civismo y patriotismo, el compromiso y servicio a los demás, enfrentan día a día pequeñas y grandes batallas para hacer realidad sus sueños, buscar el bienestar de sus familias, contribuir al progreso de las instituciones, mejorar la calidad de vida de los habitantes, y emprender en la construcción de una Patria nueva. Como buenos ecuatorianos practiquemos los valores Bolivarianos.