Los une la sangre y el vértigo

altIBARRA. Fernando Terán (18 años de edad) y David Terán (16 años ), son dos hermanos unidos por una  misma pasión, el automovilismo. Ellos llevan en la sangre este deporte. Los dos formaron parte de la tercera válida del Campeonato Regional de  Velocidad de la Copa CATI y de la Monomarca.

Los Terán corren en la misma categoría.  Ambos hermanos  participan en la categoría de 0 a 1200 centímetros cúbicos. David el menor apretó el acelerador por primera vez en una competencia de este tipo.

Mientras que para su hermano Fernando  este fue su segundo año consecutivo como piloto en este campeonato automovilístico, que se cumple en el autódromo de Yahuarcocha.

En la temporada 2010, “Fercho”, (como le llaman sus amigos y familiares), corrió por primera vez en un Suzuki de su padre, en la categoría de 0 a 1 200 centímetros cúbicos.

 El mayor de los hermanos. Fernando manifestó que este deporte le gusta y le apasiona porque desde que el tiene uso de razón le  fascinaron  los autos. Además, Terán añadió que esta actividad a parte de los peligros que pueden existir es un muy sano.
 También mencionó que la satisfacción más grande que le ha dado esta disciplina es poder compartir con su familia y sobre todo con su hermano David. Además de haberle ganado a Nelson Rosero, uno de los mejores pilotos del Carchi.

 David lleva tres años en esta disciplina. David Terán, hace tres años esta enrolado con la actividad tuerca.
Él confesó que empezó en el Karting.
Además este joven estudiante del colegio La Salle de Tulcán, dijo que lo que más le gusta de este deporte es la adrenalina que le fluye cuando está conduciendo su bólido.

 La emoción y el miedo.  Mientras que doña Sandra Zavala, madre de los jóvenes pilotos, manifestó que cuando ve correr a sus hijos siente emoción y miedo a la vez, porque pueden tener algún accidente.
Ella siempre está pendiente de las competencias y de los mínimos movimientos que hacen sus hijos. No se pierde ninguna competencia.
También la madre manifestó que la pasión de este deporte en sus hijos fue una especie de herencia, ya que su padre también fue piloto y que por ello es que apoyan  el deporte que Fernando y David seleccionaron.

 Pasiones y sueños. Los hermanos Terán comparten otro tipo de actividad deportiva. Se trata del fútbol. Lo hacen en sus momentos libres. El sueño de los dos participantes es  llegar a convertirse en pilotos profesionales.