Los terrenos productivos de Yachay ¿pueden revertirse?

Una vez que el proceso de liquidación de Siembra E.P (antes Yachay E.P) se viene ejecutando, aunque claridad sobre esto no existe, aparecen otras sombras en el camino.

Los terrenos productivos (más de 1 500 hectáreas) que fueron expropiados y cuya razón -según los afectados no se ha cumplido en el plazo de dos años estipulados en la declaratoria- podrían ser reclamados por sus anteriores dueños, más aun cuando una triste realidad embarga a la Ciudad del Conocimiento.

El doctor Marcos Martínez, abogado patrocinador de varios expropietarios de tierras en Yachay que fueron declarados de utilidad pública, señaló en el programa “Pulso Informativo” de ENtv que a título personal como ciudadano ha presentado una denuncia ante la Contraloría General del Estado “por el mal uso de bienes públicos y también acompañaré como abogado a varios propietarios de las tierras que fueron declaradas de utilidad pública en ese mismo sentido”.

Martínez, indicó que a más del olvido y el abandono de esas tierras productivas, se ha causado un daño a más de 1 200 personas, trabajadores agrícolas que laboraban ahí, al igual que a parceleros que ocupaban estas tierras, “pero también hay un perjuicio para el Ingenio Azucarero del Norte (IANCEM) porque esas tierras eran fundamentales, ya que de ahí se entregaba la materia prima para la producción de azúcar”.

Al ser consultado si hay base legal para un reclamo que permitiría la reversión de esas tierras a sus anteriores dueños, el abogado Marcos Martínez, explicó que de acuerdo a los que establece el Art. 58, numeral 7 de la Ley Orgánica de Contratación Pública, “existe la esperanza de que estas tierras deban ser revertidas a sus antiguos propietarios, porque no han cumplido el objeto para el cual fueron declaradas de utilidad pública, es decir para instalar la Ciudad del Conocimiento que no se ha cumplido en el plazo estipulado de dos años”.

La declaratoria dice que en estas tierras expropiadas se instalará la Ciudad del Conocimiento “y además señalan que ahí se construirán estructuras para zonas especiales de desarrollo, parque tecnológico, Instituto de TICs, Instituto de energías alternativas, Instituto de Nanotecnología, modelo de atracción de inversiones, estructuras encaminadas al empoderamiento tecnológico.
etc., lo cual está detallado en la declaratoria de utilidad pública y en el 55% de las tierras expropiadas no existe nada de esto, entonces estas tierras, perfectamente pueden ser devueltas a sus anteriores dueños, luego de que han pasado casi 10 años”, señaló Marcos Martínez.

El jurisconsulto, aseveró también que la doctrina exige que el antiguo dueño tiene que devolver el dinero que se le entregó, “pero ¿cuánto debe devolver?, simplemente lo que cueste el bien, es decir un bien depreciado, abandonado, destruido e inservible no puede costar el valor inicial del bien que fue expropiado en buen estado.

Lo cierto es que hay dudas que deben despejarse y la Contraloría deberá intervenir para afrontar esta demanda de los anteriores propietarios de las tierras de Yachay que fueron expropiadas para construir la Ciudad del Conocimiento, un sueño convertido en una “pesadilla emblemática”.