Los sorbetes, una basura “eterna”

sorbetes
Ibarra.- Cuidar a la vida marina y al ambiente ha motivado que los propietarios de dos locales de Ibarra implementen una campaña para no usar el sorbete de plástico. Luis Gómez se considera ecologista desde que nació. Un mensaje que observó en la red social de Facebook le motivó a iniciar con esta campaña. 

“El pitillo o sorbete causa mucho daño en el ambiente, en la naturaleza, en el mar, en los ríos”, dijo Luis. En su local de comida comenzó a no usar los sorbetes desde el jueves y asegura que está dando buenos resultados hasta ahora. A cada cliente le muestra un letrero que ha ubicado en una pared de su cafetería.

Aquí expone cuatro puntos importantes: 1 minuto para fabricarlo, 20 minutos de uso, 200 años para descomponerse y 1 000 muertes de especies marinas. “La mayoría de las personas se acogen, con mucho gusto dejan de usar el sorbete y con esto evitamos el desperdicio en el ambiente”.

 

sorbetes2

En el primer día de campaña ambientalista pudo evitar que 16 sorbetes sean desperdiciados y hasta el mediodía de ayer 12 personas decidieron no usar este material. Consejo.- “Si en este local, en dos días hemos dejado de usar 30 sorbetes y si multiplicamos por unos 100 restaurantes en Ibarra y por unos 10.000 en el Ecuador, estaríamos protegiendo más al mundo”. Al igual que Luis, David Jarrín y su hermano Pablo también empezaron con esta campaña desde marzo en un centro de diversión nocturna.

La idea nació desde que se dieron cuenta que existía un consumo excesivo de los sorbetes “y que al final es innecesario porque a los clientes les damos un recipiente. Es tan simple como poner el producto en el vaso y que se sirvan”.

 Promoción.- David explica que quisieron concientizar a la gente no solo cuando van al local sino a través de las redes sociales, donde publican cada dos semanas el impacto que causa con el titular ‘Mejor sin sorbete’. Continuarán con la iniciativa hasta reducir un 70 % el consumo de sorbetes, hasta el momento han logrado el 20 %. “Sí llega el mensaje y para nosotros es muy importante”. Especialista.- El doctor salubrista Salomón Proaño indica que este producto está hecho de polietileno, que es un tipo de plástico que puede causar efectos nocivos (peligrosos).

Además de causar daño al ambiente también demora más de 100 años en descomponerse y ese es otro peligro para las especies. Para el doctor Proaño estas iniciativas de algunos locales de Ibarra son buenas porque “hablar de salud también es el equilibrio de lo físico y social en un ambiente saludable. Si seguimos generando millones de sorbetes estamos atentando contra nuestra naturaleza”.

SORBETES