Los saberes ancestrales se fortalecen en Angochagua

Angochagua. Mujeres y hombres conocedores de la medicina ancestral fueron parte del encuentro de Salud Intercultural de los saberes ancestrales que se realizó en la parroquia Angochagua, al sur de Ibarra.

Compartir experiencias. El objetivo fue compartir e intercambiar experiencias que permiten generar condiciones de vida saludables. De esta forma, autoridades de Salud Zonal 1, autoridades parroquiales de Angochagua y la comunidad fortalecen las prácticas de salud ancestral además de espacios de reflexión y aprendizaje como parte de la provisión y promoción de servicios de salud hacia la comunidad.

“Reconocemos la importancia del trabajo de las nacionalidades en beneficio de la comunidad, estos encuentros fortalecen el trabajo articulado entre el Ministerio de Salud con los conocedores de la salud intercultural”, dijo Gonzalo Jaramillo Castro, coordinador zona 1 Salud.

Esfuerzo conjunto. Como parte del encuentro también saludó a las parteras otavaleñas que se dieron cita al evento y recordó que hace 12 años el trabajo conjunto que realizaron sirvió para lo que ahora es un modelo integral de atención. “Qué gusto volver a verme con las compañeras parteras de Otavalo. Nunca nos olvidaremos de las luchas hace 12 años. Eso fue el punto de partida para que la salud intercultural esté en la constitución y sea parte del modelo de atención integral del Ministerio de Salud Pública, que apuesta a mejorar las condiciones de vida de cada ecuatoriano”, enfatizó.

Agradecimiento. Por su parte, Hernán Sandoval, presidente del GAD Parroquial de Angochagua, resaltó el trabajo que desarrolla el Ministerio en las comunidades. “Estamos agradecidos por todo el esfuerzo, nuestras familias reciben atención médica oportuna y gratuita”, dijo.

Importancia. Para entender la importancia de este tema, el médico y escritor César Hermida establece que las concepciones sobre la salud o el buen vivir del pensamiento ancestral andino, es decir el Sumak Kawsay pregonado por los amautas o sabios, tienen una riqueza sorprendente: el cuidado de la Pachamama, el pensamiento-sentimiento humanos para mantener la vida sana y colectiva, el sueño de una vida en armonía entre las personas y con la naturaleza, lejos del consumismo. “Las concepciones ancestrales saludables no tienen por qué adjudicarse a ningún científico contemporáneo o institución occidental, por evidencias escritas que la respalden (Universidad de Harvard y su Centro para la Salud y la Felicidad)”, dice y esto es lo que precisamente ha tomado en cuenta el Ministerio de Salud para poner como relevancia esa sabiduría que hace del Ecuador un país rico y único.

Como parte del encuentro también se realizó un acto tradicional de purificación para las autoridades presentes.
Las concepciones sobre la salud o el buen vivir del pensamiento ancestral de los indígenas es el llamado “Sumak Kawsay”.
La labor de parteras se resalta en la salud intercultural . Cada vez es más frecuente en hospitales como parte de política pública.