Los robos son frecuentes en el sector de la Piedra Chapetona

Ibarra. El ingreso al barrio de la Piedra Chapetona, por la avenida 17 de Julio, se ha convertido en un lugar intransitable para peatones, especialmente en horas de la noche.
Una pesadilla vivieron dos menores de edad que pasaban por este sitio la noche del sábado cuando otro par de adolescentes les arrebataron sus pertenencias armados con objetos cortopunzantes.


Robo. Según el informe policial, a los menores les sustrajeron una bicicleta, un celular, un collar, un parlante portátil y dos chompas. Minutos después los uniformados localizaron a uno de los sospechosos en las calles Juan Montalvo y Velasco, un adolescente venezolano que se asemejaba a la descripción dada por las víctimas. En otro punto de la ciudad también identificaron otro sospechoso de la misma nacionalidad.
Cuando los uniformados registraron los adolescentes aprehendidos encontraron en su poder las evidencias y dos armas cortopunzantes. Según moradores del sector, las noches son intransitables, a pesar de los patrullajes policiales. “El peligro inicia a las 18:30. Hay grupos de jóvenes que frecuentan este sitio y aprovechan el paso de confiados ciudadanos para cometer sus fechorías”, aseguró Olga Buitrón, vecina del lugar.