Los robos en la Imbaya son el pan de cada día

La Ciudadela Imbaya nuevamente fue escenario de dos robos de domicilios la tarde y noche del pasado miércoles, lo cual sus moradores consideran como la gota que derramó el vaso, pues están cansados de los constantes episodios de inseguridad que vive su barrio y el cantón en general, en las últimas semanas.

De acuerdo a lo manifestado por los afectados, los antisociales habrían ingresado a las viviendas violentadas, como “Pedro por su casa”, en horas todavía tránsitadas por la ciudadanía.

“Nosotros nos admiramos mucho de esto porque aquí en la ciudadela nunca han habido estos robos, y ahora permanentemente todos los días se oye que en una calle o en otra calle están robando. En mi caso, es increíble que a las seis de la tarde nadie haya visto nada. Por ello estamos viendo junto con los demás vecinos la colocación de alarmas de seguridad para tener un poco de tranquilidad”, manifestó Graciela Vinueza, dueña de una de las residencias afectadas.

Inmediatamente a la constatación de los robos, los moradores del sector se reunieron para proponer soluciones ante esta avalancha de delincuencia. A día seguido, es decir la noche del jueves, volvieron a realizar una asamblea, en donde participaron aproximadamente 45 personas, entre moradores del sector, respresentantes de la Policía Comunitaria del cantón, además de empresarios de implementos de seguridad, mismos que expusieron los equipos con que cuentan y los costos de cada uno de ellos, a fin de que los vecinos puedan seleccionar la mejor opción que les garantice seguridad.

“Con los aportes propios de los vecinos vamos a instalar una alarma comunitaria y cámaras de seguridad”, informó Diego Flores, presidente de la ciudadela.