Los riesgos de hacer dieta en el embarazo

Ibarra. El embarazo es una etapa donde la mujer debe incrementar el consumo de energía, proteína, carbohidratos, grasas saludables y vitaminas y minerales. No hay que comer por dos, ya que el incremento de calorías es de únicamente 300 calorías después del segundo trimestre, sin embargo hay que alimentarse sano.

Importante. Todos los ginecólogos advierten a las futuras mamás durante su embarazo sobre la importancia de llevar una dieta sana y equilibrada, ya que de esto depende en buena medida el buen desarrollo del bebé. Una dieta insuficiente puede causar graves trastornos de salud al bebé. En este caso siempre y cuando no haga dietas extremas y su plan esté asesorado por un nutricionista, puedes controlar el peso e incluso llevar un mejor control de esas libras ganadas mes a mes.

Dependiendo del peso con el que inició el embarazo, su médico deberá llevar el control de cuanto peso debes ganar.

Durante el primer trimestre la madre debe consumir suplemento de ácido fólico para evitar problemas del tubo neural.

Una alimentación deficiente puede llevar a este tipo de problemas, aunque la madre tome suplementos. Los nutrientes de los alimentos no se absorben igual que los de los suplementos. La clave es la combinación.

La madre puede sufrir deficiencias como lo es el hierro y padecer de anemia. La anemia materna puede aumentar el riesgo de anemia más tarde en la infancia.