Los pasos ilegales

Hablar del contrabando por la frontera norte, no es un tema de estos días. Desde mucho antes, ese modus vivendi de decenas de familias, tanto de Carchi como de Pasto e Ipiales, es permanente, incluso con el visto bueno de ciertas autoridades aduaneras que anteriormente no cumplían con su papel controlador. En la frontera norte, los operativos se han intensificado sobre todo en los pasos ilegales entre Ecuador y Colombia, decomisando drogas, armas, combustible y alimentos de primera necesidad. Pese a los controles que hoy existen y se planifican, la evasión y el tráfico continúan, dando a entender que  la acción de los evasores es más “inteligente” que los controles que se hacen. La realidad es preocupante y eso ha conllevado a que las autoridades

civiles y policiales se interesen en estos temas recurrentes, con mayor  profundidad. Se dice que hay pasos ilegales que no son controlados por nadie y que los esfuerzos no dan los resultados esperados. Ejemplo de ello son los aproximadamente 26 mil cilindros de gas mensuales que se fugan desde Ecuador hacia el vecino país. La acción policial se cumple con esfuerzo, pero quienes viven de este negocio ilegal tampoco se han dormido y continúan ejercitando la evasión, principalmente de gas, diesel y gasolina. Las ganancias son grandes para quienes están dedicados a este negocio ilícito ya que la disparidad de los precios del combustible entre los dos países es visible. Este es un tema que debe ser analizado con mayor profundidad.