Los padres deben dar libertad a sus hijos casados

Ibarra. “Quien se casa, casa quiere”, un conocido refrán que hace referencia a la importancia de que los recién casados tengan su espacio y privacidad. La psicóloga clínica, Ana Lucía Carrión, nos explica cómo esto influye en el desarrollo de la vida matrimonial.

Importancia. “Es muy importante que los padres puedan, como en psicología decimos cortar el cordón umbilical, de manera que permitan que sus hijos puedan ‘volar’ con sus parejas. Esto desde el punto de vista que les permitan tomar sus decisiones, que no les presionen o critiquen la forma de llevar su matrimonio, porque esto puede acarrear a una separación o divorcio”, explica la experta quiteña.

Espacios. La psicóloga menciona que esto se produce cuando los padres sienten ese vacío en el hogar por parte de sus hijos y muchas veces empiezan a involucrase en el matrimonio de los hijos.

Por eso es recomendable para ellos que no lo hagan y dejen que sean ellos quienes aprendan con el paso del tiempo. Esto no quiere decir que se deban distanciar del todo, pero si respetar espacios y criterios.

Problemas. Muchas veces cuando los padres intervienen con sus comentarios, sea en la compra de un bien o para elegir algo, es cuando aparecen los problemas.

“Esta comida no le gusta a mi hijo/a o a mi hijo/a no le gusta que le planchen la camisa así”, pueden ser frases que suelen decir los padres y que pueden provocar malestar en el matrimonio.

Estas críticas van a convertirse en un malestar para la pareja que no va a poder experimentar y conocer por su cuenta libremente.

Recuerde. Generalmente esta actitud de los padres de involucrarse demasiado en el matrimonio puede ocasionar conflicto en la pareja”, dice Ana Lucía Carrión.

La profesional además menciona que es importante que una vez que se casen no vivan con sus padres porque esto solo ocasionará que se reprima la libertad y el espacio de privacidad que debe tener la pareja cuando se casa.

“No es malo que en un principio puedan vivir con su familia hasta iniciar, pero pasado máximo dos o tres meses se debe buscar un lugar para empezar a formar su hogar”, explica Carrión.

Finalmente recomendó que los padres deben dejar que los hijos aprendan de las experiencias y sean su respaldo en caso de necesitarlo. Además dice que se deberá respetar todo paso que tomen los recién casados.