Los operativos

La población del norte del país cuando conoce de la positiva acción de nuestras autoridades, principalmente de la Policía Nacional, intendencias, aduanas, etc., demuestra su total apoyo y eso no se debe desvalorizar por ciertos mecanismos que no se apegan, muchas veces, a los resultados que todos buscan.

Lo importante es que los operativos continúen y arrojen resultados, sobre todo para reforzar la seguridad ciudadana y eliminar, lo que más se pueda, los actos delincuenciales y violentos con costos de vidas humanas. El delito está presente en el país y de hecho, declaraciones de representantes de organismos especializados como la DEA aumentan más el miedo y la desconfianza. Cuando por parte de estos organismos se indica que nuestro país es una especie de “Naciones Unidas” del crimen organizado lo menos que podemos hacer es preguntarnos ¿por qué? ¿qué se está haciendo para desvirtuar esas declaraciones? y sobre todo ¿cómo están operando nuestras fuerzas de control y orden sobre algo que puede ser una realidad? Nos ha llamado poderosamente la atención que hay operativos en donde no participan -de lo que se ha informado- personal de la provincia o la región como ocurrió con el caso de San Roque y con el caso de un Nigth Club en Ibarra, en donde hubo elementos especializado de la Capital de la República. ¿Por qué? Acaso hay miedo de filtración de información o lo peor, ciertos contactos con estas redes de delito y corrupción que tanto tememos los ciudadanos. Nada se ha explicado aún.