Los niños y su realidad en mensajes

Ibarra. “Si no sabes cocinar nadie te va a querer, me dice mi abuelita cuando a veces se me quema el arroz”: Ximena, 6 años.

“Cuando mis papás se van a una fiesta me quedo a cargo de mis tres hermanitos, muchas veces nos da miedo y no logramos calentar la comida. No me gusta que nos dejen solos”: Abigail, 12 años.

“Un chico mientras jugábamos en línea, me dijo para salir al cine, le dije que sí aunque no le conozco bien”: Carla, 12 años.

“Ayer no dormí, mi hermanito lloró toda la noche, creo le extrañaba a mi mamá”: Carlos, 8 años.

“Mi mamá nunca me abraza, aunque saco buenas notas. La única que me quiere en la casa es mi abuelita”: Santi, 7 años.

“Me obligan a ir con mi hermano mayor cuando se va a encontrar con sus amigos. A mí no me gusta porque no son mis amigos”: Martina, 6 años.

No son simples mensajes, es la realidad expuesta por niños con la que se busca concienciar a las personas sobre sus derechos y de un mejor trato hacia ellos.

Campaña. Las Aldeas Infantiles SOS emprenden la campaña denominada “Crecer a medias no es crecer”.

Su director nacional, Gontran Pelissier, manifiesta que el propósito es visibilizar la situación por la cual viven niños, niñas y adolescentes en el país.

“Tampoco queremos ponerle ese signo de dramatismo y exacerbar las situaciones con las que viven los niños, pero sí reiterar que en Ecuador hay situaciones que vive la niñez de la que es preciso hacer un abordamiento en conjunto, con las autoridades y Aldeas Infantiles”, destaca Pelissier.

Con un festival de la niñez se enmarcó la campaña en Ibarra.

“No es posible que nuestros niños estén desarrollándose incompletamente, no es posible que los niños no reciban la atención que merecen al respecto de poder satisfacer todas las necesidades”, enfatiza el Director de Aldeas Infantiles SOS.

Recalca que los temas de negligencia que los niños viven y sufren son tremendamente dramáticos.

Puntualiza que miles de niños no asisten la escuela porque las personas con las que ellos viven los dejan haciéndose cargo de sus hermanos más pequeños y de los quehaceres del hogar.

“A través de la campaña Crecer a medias no es crecer” queremos sensibilizar a la comunidad, incidir en la política pública para que nos pongamos de acuerdo en hacer un abordaje técnico, sistemático y proyectado en el futuro para que estas cosas no ocurran.

“Insertarnos fuertemente en altos niveles de prevención de la negligencia infantil”.

La campaña se ha presentado en Quito, Guayaquil e Ibarra y, próximamente, estará en Esmeraldas, Cuenca y Portoviejo. “Se trata de un tema de sensibilización. La gente tiene que saber, tiene que visibilizarse la situación por la que viven las familias, sin oportunidades, con escasa posibilidad para desarrollarse y donde se producen problemas con la infancia”.