Los negocios crecen en el anillo vial de Ibarra

Desde la apertura del Anillo Vial, en marzo pasado, la zona se volvió comercial y muchas familias implementaron su pequeño negocio en esta principal vía del cantón.

Solo en el sentido sur-norte hay cinco puestos de venta de jugos naturales y una peluquería, pero ya en la zona de los Huertos Familiares se incrementaron las tiendas y puestos de verduras.

El lugar, según los comerciantes, se volvió bastante transitado ya que hay espacios específicos para practicar el ciclismo o correr.

El precio de los terrenos también se duplicó, anteriormente, de acuerdo a los moradores, un lote de 500 metros cuadrados estaba entre 13 y 15 mil dólares, dependiendo la ubicación, pero ahora el costo es de entre 35 mil y 45 mil dólares.

Ximena Pillajo fue la primera en iniciar con un puesto de jugos naturales, ella está desde antes de la reapertura de la vía, y sus principales clientes eran los ingenieros que estuvieron a cargo de la construcción del Anillo Vial.

Hace un año y un mes empezó con este emprendimiento cerca de la vía. Vive en esta misma zona y desde que empezaron a circular los vehículos, señaló que sus vecinos comenzaron a hacer “sus casitas, cerramientos, han venido también unos negocios, pero gracias a Dios vamos bien”, dijo.

Una de sus ventajas, comentó, que al salir primero ya ganó los clientes. Aquí, desde las 05:00 ya hay personas haciendo deporte, por lo que Ximena sale a las 05:50 para comenzar con la venta de jugos. Normalmente todos los comerciantes se quedan hasta el mediodía. En la tarde aseguraron que ya no se vende mucho.

A diario esta emprendedora logra vender entre 20 a 30 vasos de jugos. “Al menos sí me queda cualquier cosita, no me quejo”.

Gladys Lara es otra mujer empendedora que empezó desde mayo con la venta de jugos, tostadas y tortillas de maíz. El terreno en el que está es herencia de su padre, contó que antes de la construcción del anillo vial la zona era tierra de cultivos, “aquí sembrábamos choclos, papas, por aquí pasaba la acequia y con esa agua regábamos, pero ya nos quedamos sin eso”, agregó.

Sin embargo, aseguró que esta nueva vía sí les ha beneficiado, “gracias a Dios hay trabajo”. Gladys perdió su empleo anterior de limpieza debido a la pandemia, pero decidió comenzar con este negocio junto a su hija, María de los Ángeles Ruano.

Asimismo, Gladys sale a las 06:00 y se queda aquí hasta las 12:00, todos los días. Considera también que los fines de semana se vende más porque salen más personas a hacer deporte.
Con el festival deportivo denominado ‘Va por ti mujer’ se realizó la apertura oficial del anillo vial, que de acuerdo a los técnicos permitió la descongestión vehicular de la ciudad.

Por aquí también se desvía el transporte pesado con dirección al Carchi. La zona también se ha vuelto residencial, en ciertos espacios ya se construyen conjuntos habitacionales. De la misma forma el sector también está lleno de letreros con venta de terrenos.