Los motorizados en Otavalo exigen su derecho al trabajo

La marcha simbólica realizada por representantes motociclistas que se dedican al servicio de encomiendas llegó a la municipalidad del cantón con el objetivo de protestar por su derecho al trabajo y exigir que la Comisión de Tránsito les permita trabajar.

Los motociclistas que trabajan en el servicio de encomiendas manifiestan su descontento al no poder trabajar libremente ante sanciones realizadas por los agentes de tránsito.

“Estamos siendo perseguidos por los agentes de tránsito, nos dicen que somos ilegales y nos sancionan con multas abismales sólo por el hecho de realizar el servicio de encomiendas”, dice Daniel Cumba de la Unión de Motorizados de Otavalo.

La nueva organización fue creada hace 15 días en la ciudad, debido a que los motorizados que brindan el servicio de encomiendas urgían de una entidad consolidada que asimile, viva y adicione todas las necesidades y particularidades que figuran a un trabajador de esta talla.

Esta asociación es conformada por 6 empresas independientes y aglomera a 45 personas que trabajan brindando el servicio de entregas, entre motociclistas y quienes operan el Call Center.
Este conglomerado se formó para exigir el derecho al trabajo de manera pacífica y a través del diálogo con las autoridades pertinentes, dicho grupo, busca ser escuchado y solicita se busque una solución acorde a las condiciones laborales en las que se encuentran.

Reunión con entidades del Municipio

Representantes de la Unión de Motorizados se reunieron con los concejales Marco Flores y Paolina Vercoutere, de la Comisión de Movilidad del Municipio de Otavalo, en donde se determinó crear una mesa de diálogo.

Daniel Cumba, uno de los representantes de la Unión de Motorizados menciona que es positivo que el Municipio se preste a hablar con los asociados para exponer y defender sus argumentos laborales y que esta situación no se vuelva una problemática social, como lo es, el caso de los comerciantes informales del Cachón del Copacabana.