Los límites para ellos no existen

Ibarra. Con el objetivo de promover la práctica del fútbol para personas con discapacidad, especialmente de aquellas que tienen alguna amputación o malformación en una de sus extremidades inferiores o superiores, se realizó un torneo de fútbol siete.

El certamen, en el que participan deportistas de provincias como Sucumbíos, Manabí y Pichincha se cumplió ayer, en las canchas sintéticas situadas en el parque Ciudad Blanca.

Historias. Además de realizar deporte, ya que les ayuda a alejarse del sedentarismo, quieren demostrar que, sin importar la discapacidad que se tenga, cualquier persona puede hacer deporte.

Además, tras cada uno de los estos guerreros de la vida, existen historias cargadas de superación.

“He practicado fútbol con personas que no tienen ningún tipo de dificultad física. Pero esta es la primera vez que me estoy integrando a un equipo de personas que tienen algún tipo de amputación.

Definitivamente es una experiencia maravillosa, completamente distinta y más emocionante”, dijo Marco Moreno, arquero del equipo Achilles.

Marco, de 30 años, nació con su brazo izquierdo incompleto. Sin embargo, esto en nada le ha impedido que pueda prepararse académicamente y llegar a ser un ingeniero en sistemas. Además de trabajar en desarrollo de softwares,, también practica deportes como fútbol, básquet, atletismo y ecuavóley.

Él es hincha del Barcelona Sporting Club y también es un fiel admirador del arquero Máximo Banguera. De hecho, cuando está bajo el arco, utiliza un guante con los colores del elenco torero.

Mantenses. Ángel Rivas forma parte del equipo “Ti-burones de Manta”, elenco que representa al GAD de este cantón. Junto a sus compañeros viajó 10 horas desde Manabí, para ser parte de este campeonato.

“Gracias a Dios tenemos en nuestro equipo varias personas que tienen experiencia jugando este tipo de torneos. Para nosotros es muy gratificante poder formar parte de este campeonato, ya que, independientemente de la discapacidad que se tenga, lo más importante es hacer deporte”, mencionó Ángel, quien perdió una de sus extremidades inferiores en un accidente de tránsito. Sin embargo, encontró en el deporte una gran motivación para seguir adelante.

Organizador. Byron Pozo, principal de la Fundación Achilles Ecuador, es quien está a cargo de la organización del torneo.

“Nuestro único objetivo es que por el deporte la gente sea feliz. Esperamos que el próximo año, Ibarra tenga el equipo de fútbol de amputados”, dijo Pozo.