Los líderes de Caricom reconocen deficiencias pero reafirman su apuesta

caricom-4623147Gros Islet (Santa Lucía), 4 jul (EFE).- Los líderes del Caricom comenzaron hoy una cumbre en Santa Lucía con un reconocimiento de la falta de avances de la organización en temas claves como el comercio, pero también con una reafirmación de su voluntad política de profundizar la integración regional.

“Si esta organización no existiera, tendríamos que crearla”, resumió hoy la primera ministra jamaicana, Portia Simpson Miller, en la jornada inaugural de la 33 Cumbre de jefes de Estado y de gobierno de los 15 miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom).

Por su parte, el primer ministro de Santa Lucía, Kenny Anthony, que preside durante este semestre la organización, reconoció que es necesario estudiar las quejas sobre desequilibrios comerciales entre los países miembros, un asunto sobre el que Jamaica, una de las principales economías de la región, ha hecho hincapié.

El gobierno jamaicano alega que el sector manufacturero de Trinidad y Tobago se beneficia de unas subvenciones que van contra la libre competencia e incluso el ministro de Comercio, Karl Samuda, ha dicho que Jamaica debería pensar en salirse de Caricom.

Todo ello ha hecho temer aún más por la supervivencia de la organización, que lucha desde hace años por favorecer una integración regional que ayude a los países miembros a crecer económicamente y aumentar su competitividad.

Creada en 1973, Caricom busca la libre circulación de personas, mercancías y servicios en su territorio, estrechos lazos políticos y sociales entre sus miembros, una moneda única y una sola voz ante organismos internacionales en defensa de intereses comunes.

Sin embargo, pocos de esos objetivos se han logrado, aunque se mantiene la meta de que exista libre circulación de personas en 2015, según indicaron hoy sus líderes.

Los miembros de pleno derecho son Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.

Según un informe interno distribuido el pasado marzo, Caricom puede colapsar en menos de cinco años si no se acometen cambios drásticos, logra avances y aumenta sus fondos.

Aún así, los discursos de hoy destacaron la voluntad política de que esta integración se mantenga y dé sus frutos.

“Jamaica seguirá defendiendo públicamente la importancia de nuestra integración regional”, afirmó Simpson Miller, aunque reconoció que este proceso integrador requiere “mucha paciencia y constancia”.

Según dijo, “mucha gente se pregunta qué hemos logrado y a qué nos dedicamos”, así que “debemos hacer un mayor esfuerzo para transmitir que Caricom ha hecho muchas cosas para cambiar sus vidas. Debemos mejorar nuestra comunicación”.

“¿No es nuestro deber ayudar a toda la gente a enamorarse de Caricom?”, añadió Simpson Miller. En su opinión, no se deben centrar “tantos esfuerzos en decir lo que falla, sino en lo que funciona” y mencionó avances en gestión de desastres naturales, ayuda al desarrollo, administración de justicia, desarrollo económico y educación.

Respecto a la controversia en materia comercial, reconoció que “hay un problema de distorsión” y pidió que “se nivele el terreno de juego” para que todos los miembros puedan “competir en igualdad de condiciones”, porque “cada uno de los estados tiene que beneficiarse del avance de la integración”.

Por su parte, Anthony argumentó que los problemas que sufre Caricom desde hace años se deben en parte a “la crisis y recesión mundial, el colapso de nuestros propios conglomerados financieros, huracanes, terremotos, el cambio climático y el descubrimiento de esquemas Ponzi (pirámides financieras)”.

“Todo esto nos ha pasado factura, pero hemos sobrevivido. Tenemos una herencia única como caribeños y tenemos que compartir, establecer y reafirmar nuestro futuro común”, agregó.

En su opinión, tener “una voz única ayuda a todos y cada uno de los miembros” en cuestiones como “el combate de los desastres naturales, la transmisión de enfermedades o los azotes de económicos internacionales”.

En esta jornada inaugural se concedió la Orden de la Comunidad del Caribe, la más alta condecoración de Caricom, al político trinitario Mohamed Kamaludin por su apoyo a la integración regional. El galardón fue recibido por su hijo, pues el galardonado sufrió un infarto hace unos días.

A esta cumbre de tres días asisten también el secretario general de los Países de África, Caribe y Pacífico (ACP), Mohamed Ibn Chambas, y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, que participarán en reuniones bilaterales con diferentes miembros de Caricom.

Además de en cuestiones de reforma interna, está previsto que en esta reunión se estudie el impulso de una política exterior común y cuestiones relativas a la educación, el turismo y el apoyo a Haití.