Los libadores tiene sus días contados

libadoresotavalo

Otavalo.- La ordenanza que permite el control de libadores en los espacios públicos está concluida, así lo aseguró Lourdes Alta Lima, concejala del cantón que preside la comisión de legislación del concejo municipal. Se espera que sea incluida en el orden del día de la sesión de concejo para ser analizada en primera instancia.

 

La ordenanza. “Por parte de la comisión se dio la sugerencia de que se realice una consulta al departamento jurídico para que se subsane la parte correspondiente a lo que es sustancias estupefacientes y se remita al ejecutivo para el conocimiento del concejo”, dijo Alta Lima refiriéndose a una parte de la norma que trata sobre los términos de consumo de estupefacientes y alcohol que, para la comisión estaba dentro del mismo marco de consumo. “Se definía si se pasaba la ordenanza a concejo por cuanto la observación era un tema de forma más no de fondo y estamos a la espera de esto”, explicó la concejala.

Retraso. La socialización de la ordenanza es la que demoró el proceso asegura la concejala. La dirección de Participación Ciudadana era la encargada de dar a conocer los aspectos de la ordenanza a la población.

“Cuando la comisión de legislación conoció del proyecto de ordenanza, directamente remitió al Ejecutivo para realizar el proceso de socialización. El cambio de la responsable del Consejo de Protección de Derechos existió una transición y se dio la demora”, señaló.

Qué permite? La ordenanza permitirá regular el consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos y sobre todo en los exteriores de los locales de distracción ubicados en la zona rosa de la ciudad. “este fue un pedido realizado por el Ministerio del Interior hace aproximadamente 4 años. La ordenanza se encuentra vigente en cantones como Ibarra, Urcuquí y Antonio Ante.

La aprobación de la misma permitirá tener un respaldo y herramienta jurídica para un mejor tratamiento en los operativos que se realiza por parte de la Policía Nacional”, dijo Miguel Seraquive, Comisario Nacional del cantón.

Con la aprobación de la ordenanza los agentes de seguridad podrán controlar, conjuntamente con la Policía Nacional el cumplimiento de la misma.

La ordenanza de control de espacios públicos permitirá emitir sanciones pecuniarias a quienes la incumplan.
“Es muy necesario que se tenga una ordenanza para evitar que las calles se vuelvan cantinas”, dijo Carlos Méndez, habitante de la ciudad.