Los inocentes, una tradición que busca ser patrimonio intangible

Ibarra. En el barrio La Bola Amarilla, hace 69 años se viene desarrollando el tradicional baile de inocentes. Es una costumbre que busca revitalizar la cultura del pueblo. El sector es el pionero es realizar esta tradición. Además la directiva busca que esto se convierta en una Patrimonio Intan-gible.

Tradición. Diego Chango-luisa, presidente del Barrio La Bola Amarilla aseguró que esta tradición se la inició desde 1950, es decir que 69 años ya se viene realizando el baile de los inocentes en este sitio.

A lo que es hoy el barrio La Bola Amarilla se le conocía como Chaupiestancia, donde vivían familias que tenían la tradición de ir de casa en casa, entregando regalos a los niños.

Esto lo realizaba del 28 de diciembre al 6 de enero. Una vez terminado el recorrido se quedaban al baile en uno de los domicilios de la familia más renombrada.

Después de un tiempo se buscó espacios para ya no realizar en las casas, sino en una plaza pequeña como en la Cocha y en lo que era la plaza.

De esta manera, cada año se incrementan más participantes y ciudadanos no solo de la Provincia sino de varias partes del país.

Al momento están buscando que esta tradición se convierta en Patrimonio Intangible. “Si lo logramos sería algo espectacular, estamos empezando a realizar este proceso, porque esto de ley debe quedar para todas las generaciones”. Aproximadamente 2 000 personas asisten al barrio para disfrutar del talentos de los bailarines.

Baile. Payasos, personajes de terror, trajes originales, sacerdotes, médicos, entre otros son los disfraces que los bailarines suelen usar para demostrar su talento, muchos de ellos no lo hacen por el premio que logren ganarse, más bien bailan por el amor a este arte.

Además por esta tradición en el barrio aumenta el comercio por la presencia de los bailarines.

Personaje. Marco Recalde, personifica a Cantinflas desde hace 32 años, es uno de los referentes más tradicionales, dice que siempre le gustó el trabajo que realiza Mario Moreno Cantin-flas y empezó a ver películas para lograr personificar y participar en este tradicional baile.

Cada año está presente no solo en el barrio sino en algunos de los sectores en los que se realiza esta actividad.

Año tras año salen a la luz bailarines nuevos que presentan su talento ante el público. Aplausos, algarabía y buen humor muestran todos los asistentes a esta gran tradición que tiene la Ciudad Blanca. El presidente del barrio acota que jamás se perderá esta gran tradición.

El talento de los niños es ovacionado por todos los asistentes. Cada año se cuenta con mayor cantidad de participantes.
Marco Recalde personifica a Cantiflas hace 32 años en este baile de inocentes.