Los “famosos” convenios de pago

Urcuquí. Definitivamente, lo que ha sucedido en Yachay Ciudad del Conocimiento, es de ‘Ripley’, pero claro, como todo lo malo llega a un punto culminante, se descubrió una acción que se la podría calificar de dolosa a través de los famosos CONVENIOS DE PAGO que se ordenaban, desde el escritorio, sin que haya de por medio los procedimientos contractuales de ley, los llamados a concurso y cumplimiento de las normas.

Por ese concepto la Contraloría del Estado descubrió que se utilizaron más de 5 millones de dólares.

¿A qué bolsillos fueron a parar esos recursos?, es la gran pregunta. Lo que sí está claro es que hubo posibles beneficiarios que se sacaron la lotería, sin haber comprado ni siquiera el boleto ganador.

Bajo estudio. Hay obras que están ejecutadas y bajo el estudio de la Procuraduría General del Estado en mediación con las empresas chinas, obras que el ex gerente de Yachay EP, Héc-tor Rodríguez, ordenaba. Obviamente, muchas de ellas constan como ejecutadas, pero se incumplieron las formalidades contractuales, se afirmó.

Formalidades. ¿Por qué incumplieron?, simplemente porque en el sector público hay este tipo de formalidades llamadas “órdenes o convenios de pago” que se acostumbran a hacer en el Ecuador.

Se podría entender que por una emergencia, claramente explicada, no se hace el procedimiento precontractual bajo el marco formal de la ley (por ejemplo llamar a concurso) y se procede por la urgencia a hacer el “famoso” convenio de pago.

En Yachay EP, de acuerdo a lo que se pudo indagar, hubo convenios de pago por el valor de más de 5 millones de dólares, incluidos edificios, lo cual es inusual. Por ejemplo, en los GADs municipales se puede utilizar esta formalidad pero por montos aceptables y mínimos, considerando que hay urgencias que son justificables, pero no convenios de pago por más de 5 millones de dólares, descubiertas por la Contraloría.

Esto está bajo el análisis de la Procuraduría General del Estado que deberá tomar la decisión de ordenar a Yachay EP pagar o no, pero por supuesto, observando la normativa vigente.

Obras iniciadas. Está por demás indicar que estos convenios de pago se hicieron entre el exgerente de Yachay y los contratistas de las empresas chinas y para obras fiscales también.

En conclusión; si hay que pagar deudas por obras sin terminar que suman 40 millones de dólares, más 11,65 millones de dólares que se deben pagar por estas mediaciones que están en la Procuraduría, ya suman 51, 65 millones de dólares de deudas.

Pero ¡ojo! como falta por terminar las obras iniciales, producto del crédito chino y de los recursos fiscales y, si a ello se suman los 5 edificios paralizados, este proyecto necesitaría hoy por hoy, USD 216, 66 millones.

Los discursos que daban las autoridades encargadas de potenciar esta obra emblemática en Urcuquí tenían gran poder de convencimiento. Héctor Rodríguez (primer plano), es uno de los protagonistas.
A tanto llegó la preocupación estudiantil que los jóvenes salieron a las calles a reclamar su derecho. Los jóvenes sí creen en el proyecto.