Los colectivos exigen respeto a la vida de todos los animales

Ibarra. Niños, jóvenes y adultos del cantón se unieron a la marcha por la defensa de los animales y el planeta que se desarrolló a nivel nacional.

“No queremos animales sacrificados”, fue una de las frases que gritaron decenas de personas durante un recorrido que duró cerca de una hora en el parque Ciudad Blanca.

El evento inició a las 18:00 en la clínica veterinaria municipal, desde allí los ciudadanos y sus mascotas caminaron hasta la palabra ‘Ibarra’, ubicada en el mismo parque. Aquí en este sitio como un acto de homenaje se prendieron velas mientras los carteles fueron ubicados en el piso.

‘La vida de cualquier animal es mucho más valiosa que la de aquel humano que es capaz de torturarlo’, es otra de las frases escrita en una pancarta para generar conciencia en los habitantes que observaron la marcha.

La manifestación fue replicada en Quito, Manta y Guayaquil, donde activistas también caminaron llevando su mensaje ambiental.

Katerine Tuz, representante de PUBA (Personas Unidas por el Bienestar Animal), mencionó que a nivel nacional se unieron más de 60 colectivos. Katerine cree que hace falta mucho por hacer, “es por eso que todavía se están creando más colectivos porque cada día hay más maltrato animal”.

Actividad. Mayra Aragón participó con su perro Benjamín, dijo que “ser parte de este acto llena mucho, sobre todo el corazón. Todos somos seres que debemos de vivir en armonía y aprender a respetarnos”.

Ana Lucía Andrade, representante del grupo La Voz Animal de Ibarra, señaló que defienden los derechos de los animales y de los humanos, “empezamos una lucha desde hace algunos años atrás, pero todavía hace falta que la gente haga más conciencia y empiece a darse cuenta que los animales no son objetos, son seres sintientes, el mismo hecho de que ellos son vida significa que sienten”, añadió Mayra, quien aseguró que las autoridades todavía no le dan el valor que se merecen.