Los coleccionistas de Imbabura

coleccionistaJosé Ayala, Willan Calderón y Hernán Vizcaíno no se conocen pero tienen algo en común, ellos son coleccionistas. Los imbabureños ven a esta peculiar actividad como una parte de sus vidas. Diario EL NORTE conversó sobre ellos y conoció sobre su pasión.

UNA AVENTURA
José Ayala, ibarreño de 29 años, ve a su colección de comics y figuras de acción como una parte importante de su vida. Él empezó en esta actividad desde que era un niño. Sus juguetes llegaron a ser más que solo simples adornos y ahora los expone al público como su mayor tesoro.
Cuenta con un espacio en el que tiene clasificados por orden a sus colecciones. Muñecos grandes y pequeños son parte de una espectacular exhibición que es muy completa. Una aventura que inició hace 15 años.
UN LUGAR MÁGICO
Son dos cuartos en donde los niños pueden ser niños allí y los grandes vuelven a ser niños. Cuenta con una vasta colección de comics y novelas gráficas de las casas Marvel Comics, DC Comics, Dark Horse, Imagine Comics y muchas más que llegan alrededor de 500 ejemplares.
Además, José, colecciona más de 280 figuras de acción de Marvel Comics, Spawn, He Man and the Masters of the Universe, GI Joe, DC Comics, Starwars entre otras además tiene algunos accesorios como son un escudo del Capitán América, los bomerangs de Batman y la espada de He- Man todos a escala real y todas están en exibición en las intalaciones del Club de Comics, Anime y Videojuegos “Kuro Alley”.
José con respecto a si tiene una figura favorita dice: “Cada una de mis figuras representa algo, una experiencia o un evento que ha pasado en mi vida y creo que todos son mis favoritos”.
Este pasatiempo se ha convertido en parte de su día a día. El piensa que su amor por este pasatiempo se debe a los recuerdos que le traen, cada una de sus figuras representa, una vivencia o un momento muy importante en su vida, todas tienen una historia. Además ha conocido muchos amigos con la misma afición con los cuales ha intercambiado figuras y fortalecido amistades.
Cada figura de acción también posee su propio comic. Son de varios tamaños siendo el más pequeño de toda su colección una figura de Ant- Man.
“Uno de mis primeros comics fue uno de Spider man enfrentándose contra el Dr. Doom, luego recuerdo que reunía de mis colaciones para ver si me alcanzaba para comprarme una figurita y así hasta la fecha”, menciona José.
Este carismático coleccionista también envía un mensaje a los soñadores que desean iniciar en esta actividad: “Para comenzar a coleccionar algo debes ver lo que más te apasiona, y no necesita ser algo grande, puedes comenzar con algo pequeño, lo que te debe importar es lo feliz que puedes ser haciendo con esto y cómo puedes irradiar esa felicidad hacia los demás”.

PARTE DE LA HISTORIA
Willan Calderón es otro de los imbabureños que tiene una gran fascinación por coleccionar. Su pasión desde que era pequeño fue el guardar monedas de todas partes del mundo y del Ecuador.
Wilan habló de cómo nació su amor por las monedas: “A los 10 años al acompañar a mis padres al mercado de ponchos en Otavalo me interesó en las ventas de monedas y objetos antiguos que se comercializa en ese lugar. Es allí donde nace el interés por coleccionar gracias a la ayuda de mis padres que poyaron este hobby”.
Su moneda más antigua es una 8 reales de 1770 de la época de la colonia. Él ve a los coleccionistas como personas ordenadas que tienen un reto muy interesante, que en los momentos difíciles, simplemente con observar y ordenar su colección de monedas se olvida de sus problemas y penas. Un coleccionista que deja un legado en su hijo Francisco Calderón.
LA MÚSICA SU PASIÓN
Para Hernán Vizcaíno la música siempre ha sido algo que le ha apasionado.
Al hablar de sus inicios en esta actividad menciona: “Empecé a los 11 años. El primer álbum que compre fue el de 1996 que saco Marilyn Manson – Antichrist Superstar, luego terminé comprando todos sus álbums, y opte por otras bandas como Slipknot o John 5. Ya llevo 10 años coleccionando CDs”.
Su género es el rock y su grupo favorito es Rammstein. Al preguntarle sobre su opinión de este pasatiempo, que pocos lo hacen, dijo: “Creo que todo coleccionista hace lo que hace por una razón, cada uno tiene un motivo para compilar cualquier tipo de cosas, y pienso que es un buen pasatiempo, puesto que a los coleccionistas nos gusta tener nuestra colección en orden y disfrutar al ver como la misma va creciendo”.
Hernán, estudiante de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Ibarra, sigue adelante con este pasatiempo. Él dice: “En realidad creo que nunca dejare de coleccionar CDs, puesto que hay bandas que me faltan por conocer”.

Más detalles de los coleccionistas

El coleccionismo es una afición que consiste en la agrupación y organización de objetos de una determinada categoría.
Como el coleccionismo depende de los gustos de cada una de las personas, algunos se centran en un aspecto particular de un área más amplia (como las monedas de oro españolas), mientras que otros buscan una mayor amplitud (como las monedas de todos los países).
Hay coleccionistas que definen el límite de su colección en una temática en particular (arte del siglo XIX para los coleccionistas de arte, monedas españolas de entre guerras, etc.).
La filatelia es la afición por coleccionar y clasificar sellos, sobres y otros documentos postales, así como estudiar la historia postal. En los sellos queda representada parte de la historia nacional o regional de los países mediante figuras de personajes ilustres, monumentos, pinturas y demás cosas.