Los CIBV en Otavalo organizaron la Minga de la Ternura

MINGA
Otavalo.- Édgar Criollo no tuvo reparos en llegar hasta el  Centros Infantiles del Buen Vivir (CIBV) Guaguacuna para ser parte de la minga comunitaria. Junto a su hija y nieto, fueron parte de los casi 15 mil padres de familia que ayer participaron en la actividad nacional.

 

La ‘Gran minga por la ternura’, fue la actividad que se la realizó en todo el país. En Otavalo cerca de 50 CIBV fueron parte del evento. “Esta minga nos compromete mucho más. Es una buena iniciativa para conocernos entre los padres de familia”, dice Criollo mientras toma las fallas de una pared que será pintada.

El CIBV Guaguacuna es el más representativo de la comunidad de Mojandita de Curubí en la parroquia de San Luis. Geovana Cabascango, coordinadora de este centro asegura que los padres de familia están comprometidos con el trabajo que se viene realizando. “Cuándo se tiene vocación se hace un buen trabajo.

Es una responsabilidad a carta cabal y estamos trabajando con todos los menores”, explica. Con este tipo de actividades y la aplicación de la ‘Misión Ternura’, se pretende tener un cambio cultural para universalizar la educación familiar y el cuidado cariñoso de los menores. Oficial.

De acuerdo a Elena Larrea con la Misión Ternura se dará atención en los primeros mil días de vida al menor. “Todo el Ecuador está cuidando a nuestros niños, por ello nuestra responsabilidad es cuidarlos. Vamos a trabajar con ternura y amor”, explicó la directora Distrital del Miess. La Misión Ternura también enfocará su trabajo en las madres gestantes para que se alimenten mejor y así pasen sus nutrientes a sus bebés y también en atenderlas durante el nacimiento.