Los barrios se organizan para evitar actos delincuenciales

Otavalo. La seguridad sigue siendo un tema central en los barrios del cantón.

A una semana que termine el año, los dirigentes de los barrios, Policía Nacional y autoridades locales siguen articulando acciones para contrarrestar los posibles focos de inseguridad.

Alternativas. Las alarmas comunitarias y el plan ‘Barrio seguro’ se han convertido en dos ejes destacados para evitar esta problemática.

Sobre este último los presidentes de los barrios la ciudadela IOA, Los Portales, La Florida, El Cardón, Ciudadela Rumiñahui, Marco Proaño Maya y la urbanización San Sebastián están organizando sus localidades.

Prevención policial, social y comunitaria son parte de los elementos de esta propuesta barrial.

Sentir. “Es una buena iniciativa, siempre es importante trabajar conjuntamente con la Policía Nacional”, explicó Alexan-dra Alemán, presidenta del barrio La Florida.

Alarmas comunitarias. Estas se han convertido en el punto de partida del trabajo multisectorial que se está juntando.

Al momento 38 barrios de la ciudad ya cuentan con estos dispositivos tecnológicos avanzados que implementó el GAD municipal a través del Consejo Cantonal de Seguridad Ciudadana. La inversión que se hizo fue de 33 mil dólares.

El objetivo es reducir los altos índices de robos a domicilios, asaltos, entre otros actos delincuenciales en el cantón.

Panorama. Al momento cada sistema de alarmas tiene una cobertura de 250 usuarios.

Los moradores de los barrios beneficiados se han capacitado previo al uso adecuado de estas alarmas comunitarias.

“La implementación de estos modernos sistemas en el cantón Otavalo ayuda a prevenir robos a los domicilios, asaltos, entre otros actos delincuenciales que afectan a la ciudadanía otavaleña”, dijo Guido Hernández, Secretario Ejecutivo del Consejo de Seguridad Ciudadana.

Para el 2019 se prevé que todos los barrios cuenten con este moderno servicio.

Aunque los índices delincuenciales han bajado en la ciudad, lo que se busca es prevenir cualquier ilícito que se pueda suscitar por la temporada de fin de año.