Los altos costos de las maestrías están en debate

Quito/Ibarra. “Me da temor no poder estar acorde a la competencia profesional si es que no llego a tener una maestría. Estoy por finalizar mi licenciatura y quiero seguir estudiando pero si no consigo un buen trabajo entonces no voy a poder pagarla porque con el sueldo básico no me alcanzaría”, dice con preocupación Lilian Cueva.

Ella al igual que cientos de profesionales consideran que las maestrías tienen altos costos y muchas veces esto genera una problema económico a nivel personas y profesional.

El proyecto. Tomando en cuenta esa problemática es que en la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional se discute el proyecto denominado Ley Maestrías. Con esto, se busca reducir el costo de las maestrías o estudios de cuarto nivel en el país. La primera vicepresidenta de la Asamblea, Viviana Bonilla, es quien impulsa este proyecto que precisamente al inicio de esta semana defendió su proyecto ante representantes de varias universidades a nivel nacional.

En entrevista con EL NORTE dijo que algunas universidades justifican sus altos costos por traer profesores del exterior. “Pero tenemos miles de jóvenes becarios ecuatorianos especializados en las mejores universidades del mundo sin trabajo y que podrían hacerlo”, enfatizó.

Reducción. Entre los beneficios que propone la Ley de Maestrías para los estudiantes es bajar el costo excesivo que cobran las universidades y fijar un techo con un máximo de $ 11 820. Los costos se ubicarían según escalafones.

Más razones. Dijo también que no es posible que alguien que gana dos salarios básicos tenga que pagar una maestría de 25 mil o 30 mil dólares.

También comentó que una maestría cara no es sinónimo de calidad y que hay que considerar que pese al esfuerzo que pueda hacer el profesional para cursar una maestría nada le asegura que consiga trabajo.