‘Lolo’ vive entre el olvido, la necesidad y sus cinco perros

Ibarra. José Antonio Colimba necesita ayuda y esta debe ser inmediata. A sus 88 años vive en condiciones precarias.

Cinco perros son los únicos acompañantes y amigos fieles. José Antonio o ‘Lolo’, como lo conocen sus allegados, no tiene casa; el lugar donde vive es una improvisada cabaña hecha en adobe.

Pobreza extrema. La vivienda no tiene seguridad, mucho menos servicios básicos, además está a punto de caerse. Las fisuras y el paso de los años, han ido moliendo la infraestructura que en cualquier momento se caerá.

La improvisada vivienda está ubicada a pocos metros del cerro Imbabura, en el sector de La Compañía de Jesús, en la parroquia San Antonio de Ibarra.

Por las condiciones del lugar casi nadie habita en el sector.

Lo que se puede divisar a lo lejos, son los grandes cultivos de cebada que hay en el sector.

S.O.S. “Don Antonio necesita ayuda. Él vive solo y no tiene quien lo cuide. El bono que recibía se lo quitaron”, asegura Arsenio Cevallos, uno de sus conocidos.

El agricultor de avanzada edad, asegura que ‘Lolo’, aguanta hambre y necesidades, pues no tiene como cubrir sus gastos.

“Él, sale a buscar leña para luego venderla en 2 dólares el atado, para eso tiene que caminar y caminar. Es la única manera que tiene para sobrevivir”, cuenta Cevallos.

En el lugar. Para llegar a la improvisada vivienda hay que caminar al menos 20 minutos desde la última casa habitable por el lugar. Caminos de tercer orden dirigen hasta el lugar.

Aunque es más fácil preguntar por don ‘Lolo’, pues todos lo conocen. Al menos así fue como llegó un equipo de EL NORTE hasta el sitio.

“Mi hermano necesita ayuda, no tiene hijos ni esposa. Yo le lavo la ropita, pues en esa casa no hay agua ni luz”, exclama Carmen Colimba de 80 años.

Ella vive a unos 2 kilómetros de distancia y literalmente, es la persona que está más pendiente. Aunque su salud y estado físico también es complicado, no escatima esfuerzo por cuidar de su único familiar que se mantiene vivo.

Recuerdos. Durante su juventud, Lolo por ser hermano mayor la cuidó y protegió, ahora de alguna manera, ella le devuelve el ‘favor’. Aunque las condiciones son otras, espera que la ayuda que se pregona desde los ministerios y el estadio le llegue a su hermano que vive en extrema pobreza.

Oficialismo. El pasado 1 de julio, el Ministerio de Inclusión Económica y Social, MIES anunció que cerca de 140 mil personas que se encuentran en situación de pobreza o extrema pobreza y con alta vulnerabilidad, serán los beneficiarios de los programas de atención del Gobierno.

La noticia cayó como agrado entre los moradores del sector quienes llamaron a Diario EL NORTE para que se pueda dar a conocer la situación en la que vive José Antonio Colimba.

Reacciones. “Con ese anuncio del Ministerio esperemos que vengan los técnicos del MIES y le ayuden. Él, necesita de manera urgente esa ayuda que entrega el Gobierno”, dijo Rosa Males, quien vive en el sector.

Aunque a nivel nacional, la titular del MIES, Berenice Cordero, indicó que se ha incrementado la inversión estatal de 700 a 848 millones de dólares, desde San Antonio se espera que llegue la ayuda para el adulto mayor.

Actualmente 992 mil personas se encuentran en el rango de cobertura de los programas de asistencia del Ministerio.

Según datos de la Cartera de Estado, en diciembre pasado “se registró un 23 por ciento de pobreza y un 8,4 por ciento de pobreza extrema en Ecuador”.

José Antonio Colimba vive en el barrio La Compañía de Jesús en la parroquia de San Antonio.